El viceministro Daniel Cámac dice que no es un “topo”

El viceministro Daniel Cámac dice que no es un “topo”

El viceministro Daniel Cámac dice que no es un “topo”

El viceministro Daniel Cámac dice que no es un “topo”Daniel Cámac.

Inconforme con la publicación que LA PRIMERA hizo el pasado 8 de julio, con título “Cámac, el ‘topo’”, el viceministro Daniel Cámac asegura que la información propalada por nuestro diario es inexacta y tendenciosa.

DETALLE

Ahora el MEM está renegociando los contratos, admitiendo así que sí eran lesivos para los intereses del país, al exportar el gas a precios irrisorios. Pues, mientras el proyecto exportador deja para el Tesoro Público apenas US$ 0.27 por millón de BTU entre el pago de impuestos y regalías los consumidores peruanos dejamos US$ 1.21 por cada millón de BTU.

Sin embargo, en su amplia carta notarial (que consignamos) señala que él nunca trabajó para Perú LNG (consorcio que tiene a su cargo la tarea de exportar el gas de todos los peruanos), lo que este diario jamás dijo. Pues lo que sí informamos en base a información recogida es que el viceministro laboró para el estudio Laub & Quijandría, que brindaba asesoría legal a la empresa transportadora, como la misma página web del bufete se encarga de difundir.

La tarjeta de la discordia
Sobre la tarjeta de presentación personal del ahora viceministro Cámac, que lo señala como integrante del estudio Laub & Quijandría en la que se consigna el que fue su número celular, así como una dirección de correo electrónico institucional –dcamac@lq.com.pe–, dice el viceministro, que fue una decisión del mencionado estudio, porque se iba a producir su incorporación pero que no se concretó. Es decir que en un acto de arbitrariedad el mencionado estudio decidió abrirle una cuenta personal y considerarlo como parte del equipo.

Lo que más llama la atención de la carta notarial del viceministro Cámac es que en ningún punto toca el tema crucial que ha originado un debate nacional desde hace meses, la venta del gas de Camisea a precios irrisorios que van contra los intereses de los peruanos, y que sólo parecen favorecer a los intereses voraces de las empresas implicadas en ello y vinculadas al estudio, que arbitrariamente le abrió una cuenta al viceministro.

Asegura, además Cámac, que él no puede hacer nada por modificar los precios de venta del gas, pues los contratos que los definen se hicieron durante la gestión del gobierno de Toledo, es decir, cuando era ministro de Energía y Minas Jaime Quijandría, socio principal del estudio Laub & Quijandría.

About Gabriel Arriarán

Es el director de Frontera Pirata. Licenciado en antropología por la PUCP, MsC in Social Anthropology por el LSE. Trabajó como reportero en LaMula.pe, fue colaborador de la revista Frontera D, en España, y de la plataforma de periodismo de investigación Convoca.pe, en Perú. Fue uno de los periodistas que participó de la investigación de los Panama Papers. Escribe sobre la actual fiebre del oro en la Amazonía, e investiga casos de trata de personas asociados a las mafias de la minería ilegal.