Policía grabó a “Lonja” llevando dos mujeres a bar de Madre de Dios

Policía grabó a “Lonja” llevando dos mujeres a bar de Madre de Dios

Policía grabó a "Lonja" llevando dos mujeres a bar de Madre de Dios

Al menos 1, 500 mujeres, entre jóvenes y adolescentes de varias provincias del interior del país, han sido secuestradas en los últimos cinco años por la banda de“La reina del Delta” para explotarlas sexualmente en enclaves mineros generándose ganancias por 1 millón 500 mil nuevos soles mensuales, según la Policía que logró desbaratar esta organización dedicada al tráfico de personas.
Treinta agentes de inteligencia acopiaron pruebas judiciales durante seis meses filmando e interceptando llamadas telefónicas de la red criminal conformada por siete personas. Así descubrieron que la jefa de la banda era Clara Quispe Quispe de 25 años de edad, apodada “La reina del Delta”, reportó la agencia de noticias The Associated Press (AP).
“La ruta criminal empezaba en Huánuco (selva central) donde colocaban avisos de trabajo como meseras en supuestos bares en Madre de Dios, una vez captadas las llevaban a Lima, luego por bus o avión al Cusco y de allí hasta la zona de Delta 1 en las profundidades de Madre de Dios donde bajo amenazas las prostituían en bares”, dijo a la AP el coronel Mariano Céspedes, jefe nacional de la División de Investigación de Delitos Contra la Trata de Personas.
El programa ATV Noticias mostró anoche el vídeo de seguimiento que los agentes del orden hicieron a Claver Ramírez Céspedes, “Lonja” y cercano colaborador del alcalde de Huánuco Jesús ‘Koko’ Giles Alipázaga.
Su captura y la de su hermano José se produjo indistintamente la mañana del jueves como supuestos integrantes de la banda liderada por “La reina del Delta”.
En el vídeo se ve a “Lonja” captando a mujeres en la plazuela Santo Domingo cerca del negocio familiar de venta de periódicos y publicación de avisos. Los policías lo grabaron llegando a Lima con dos mujeres a las que embarcó en otra agencia de transportes con destino al Cusco donde las esperaba Elías Farfán Salazar (a) “Tío Juan”, pareja de “La reina del Delta”, dueña del bar “Taboo” en Madre de Dios, donde terminaron las mujeres.
Trabajando de forma encubierta la policía observó incluso una vez cómo los criminales agruparon a 17 muchachas a orillas del río Inambari, en Madre de Dios, las hicieron cruzar y en el otro lado las llevaron hasta dicho bar.
El coronel Mariano Céspedes dijo que 8 agentes mujeres engañaron a los traficantes para penetrar toda la red.
Clara Quispe y Elías Farfán fueron capturados, al igual que los hermanos Claver y José Ramírez, durante el operativo simultáneo que hizo la Policía Contra la Trata de Personas en Lima, Cusco, Huánuco y Puerto Maldonado.
También fueron capturados Karina García Guardanula (26), Leyla Emperatriz Calderón (28) y Katerine Masías Borda (a) “Erika”.
“Esta investigación tuvo un trabajo de seis meses, investigar al crimen organizado requiere mecanismos permitidos por la ley como inteligencia electrónica, videovigilancia y otras herramientas que nos han permitido dibujar el trabajo ilícito de esta red”, dijo a AP Eduardo Castañeda, titular de la segunda fiscalía contra el crimen organizado.
Todos los detenidos fueron llevados a Lima donde serán procesados por la Sala Penal Nacional, que ve casos relacionados con la mafia.
Según la Policía la banda de “La reina del Delta” se generaba ganancias por 1 millón y medio de nuevos soles mensuales.
“Cada acto sexual a las que eran obligadas las víctimas cuesta 100 dólares, una botella de whisky 300 dólares, puede imaginarse la cantidad de dinero que han realizado los criminales”, declaró el coronel Mariano Céspedes.
LA FUGA
La posibilidad de escape para las víctimas era casi nula, “porque les requisaban todas sus pertenencias, y las mantenían cautivas en antros del vicio”, afirmó el oficial.
Citando declaraciones de Céspedes, el diario La República afirma que a las mujeres adultas las amenazaban de muerte que mientras a las adolescentes las intimidaban advirtiéndoles que difundirían a través de las redes sociales y la plataforma You Tube fotos y vídeos en los que aparecían desnudas.
Sin embargo, una adolescente de 15 años logró escapar de las manos de esta red mafiosa y fue -según La República- pieza clave para desarticular la banda de “La reina del Delta”.
El “Operativo Delta” no solo logró desbaratar la organización delictiva sino también rescatar a decenas de menores y mujeres que eran obligadas a prostituirse.
“La producción ilegal de oro ha destapado en cierta forma estas prácticas de trata… se conocía que en Madre de Dios el tráfico de personas con fines de explotación laboral era lo más fuerte allí… hay zonas donde es frecuente encontrar a trabajadores flotando en el río porque los matan para no pagarles”, relató el fiscal Eduardo Castañeda a la AP que recordó que la ley peruana castiga el delito de trata de personas con penas que van desde los 8 años y en casos agravados se supera los 25 años de cárcel.