Continúa el éxodo sostenido de haitianos que atraviesan Perú camino a Brasil

Continúa el éxodo sostenido de haitianos que atraviesan Perú camino a Brasil

El Gobierno de Rousseff facilitó los visados desde mayo pero muchos migrantes prefieren acudir a los ‘coyotes’

 Fuente: El País. 

Archivado en:

 

Un grupo de haitianos en Brasileia, en 2012. / GOBIERNO DE ARCE

 

“Anoche viajé de Cusco a Puerto Maldonado y en el bus había unos 20 haitianos. Llegan unos 15 buses al día, el éxodo haitiano se va incrementando”, relata a EL PAÍS el sacerdote diocesano René Salízar. Él ha sido testigo de la crisis humanitaria que vivió en 2011 el distrito fronterizo de Iñapari (selva sur, departamento de Madre de Dios), cuando los haitianos no podían pasar libremente a Brasil. Si bien el Gobierno de Dilma Rousseff autorizó en mayo una visa especial permanente para ellos, aún muchos continúan atravesando Perú -de norte a este- pagando a coyotes (traficantes que les ayudan a cruzar la frontera). “En Haití, la corrupción es diez mayor que en Perú. Allá solo entregan 100 visas mensuales, por eso optan por pagar a los traficantes”, explica.

En 2011, la parroquia de Iñapari que administraba Salízar llegó a albergar a 380 haitianos. Fue complicado para ellos debido a que se trata de una localidad pequeña, sin abastecimiento, policía, ni servicios para un incremento de población tan repentino. “Eran ciudadanos de todo tipo, estuvieron más de un mes en el templo”, explica el sacerdote desde Puerto Maldonado, la capital de Madre de Dios, cerca de la frontera con Brasil y Bolivia.

El flujo de migrantes haitianos hacia Brasil que cruza por Perú procede generalmente de Quito. El Gobierno del presidente Correa acabó con la obligación de contar con visado en 2008 para todos los extranjeros. Por eso los haitianos ingresan por la frontera norte de Perú con Ecuador, evadiendo los controles migratorios.

Documento para informar a los migrantes haitianos.

Según el sacerdote Salízar, cada mes atraviesan los 2.000 kilómetros de Perú a Brasil unos 600 haitianos. Las autoridades de Migraciones y la Policía estiman que en 2012, la cifra fue cercana a 10.000 migrantes. En lo que va de este año, han ingresado legalmente con visa a Perú 54 ciudadanos haitianos.

La ley dice que Perú tendría que expulsar a los haitianos que encuentra sin visa, pero como las resoluciones del ministerio del Interior tardan cerca de un mes en ser emitidas, difícilmente la expulsión se concreta pues no hay privación de libertad por no respetar las normas de migración. De enero a octubre ha habido 1.600 resoluciones de expulsión de haitianos y 177 de senegaleses, quienes también ingresan vía Ecuador. Las cifras del estudio de la OIM indican que Brasil ha otorgado 10.165 visas humanitarias a haitianos.

A raíz de la crisis migratoria de 2011 en la selva peruana, el Gobierno volvió a exigir a inicios de 2012 una visa para el ingreso de los haitianos en el país. Los migrantes se dirigen a Brasil principalmente por dos motivos, indica una fuente de la cancillería peruana: la esperanza de encontrar trabajo por la celebración del Mundial de fútbol en 2014 y la gran cantidad de población afrodescendiente.

El pasado mes mayo, Brasil convocó a representantes de los Gobiernos de Bolivia, Colombia, Perú y Ecuador para abordar el tema y anunció que permitiría el ingreso de haitianos con visas que podían gestionar en los consulados brasileños de República Dominicana, Ecuador y Perú. Según los folletos impresos por el Gobierno brasileño, solo exigen como requisitos para el trámite un pasaporte válido y un certificado de antecedentes judiciales (incluso este último puede ser una declaración jurada). El coste es de 200 dólares. De esta manera, pretendían evitar que los migrantes siguieran pagando hasta 5.000 dólares para llegar de Haití a Brasil vía Perú o para obtener una visa falsa. Un estudio sobre la migración haitiana a Brasil elaborado por la Organización Internacional de Migraciones (OIM) indica que el precio a pagar suele ser de 2.500 dólares para lograr el objetivo.

Las autoridades peruanas estiman que en 2012 unos 10.000 haitianos cruzaron el país 

A pesar de la relajación de requisitos por parte del Gobierno brasileño, la información para los haitianos acerca de esta visa permanente es difícil de encontrar en internet. La página web de la embajada de Brasil en Puerto Príncipe lleva a un enlace acerca de la visa humanitaria exclusiva para haitianos, pero este dirige a una página que no funciona. Desde mayo, la Cancillería peruana ha distribuido la información acerca de la visa brasileña para los haitianos a funcionarios de Migraciones y a la policía. Sin embargo, como los migrantes ingresan por zonas donde no hay controles, no siempre tienen ocasión de enterarse.

Los haitianos que ingresan al Perú sin visa no solo son objeto de abuso por los traficantes de personas, sino también por transportistas que les cobran tarifas excesivas, o por agentes corruptos de la policía o migraciones. También son asaltados por delincuentes comunes. Incluso, los traficantes llaman por teléfono a sus familiares en Haití para pedir más dinero del acordado. La televisión peruana ha documentado que algunos guardan el dinero en sus genitales para no perderlo todo.

Este año, el Consulado de Brasil en Ecuador ha otorgado unas 500 de estas visas, mientras que en Lima acaban de extender la primera. Por “cuestiones técnicas”, Brasil solo puede entregar dicha visa en la capital peruana y no en otras ciudades de paso masivo de haitianos, como Cusco. “Hay coordinaciones entre varios sectores del Estado peruano para difundir lo más ampliamente posible, en francés y en creole, la existencia de la visa especial brasileña, la vía segura y legal”, informó a EL PAÍS un diplomático peruano.

MÁS INFORMACIÓN

La preservación de la vida y de los derechos de los haitianos y el combate a las redes de traficantes ha sido tema de conversación en la última reunión entre los presidentes de Brasil y de Perú, durante la visita oficial de Dilma Rousseff en Lima. El tema también fue abordado brevemente en el encuentro del mandatario ecuatoriano Rafael Correa con Humala en el gabinete binacional celebrado el jueves último en Piura, al norte de Perú.

René Salízar indica que en la frontera es posible el ingreso libre a Brasil, incluso sin visa, como acogida humanitaria, pero los haitianos aún son vulnerables. “He conversado con algunos migrantes. Saben de la visa especial de Brasil pero pagar a loscoyotes les resulta más barato debido a la corrupción en su país. El éxodo sigue”.

About Gabriel Arriarán

Es el director de Frontera Pirata. Licenciado en antropología por la PUCP, MsC in Social Anthropology por el LSE. Trabajó como reportero en LaMula.pe, fue colaborador de la revista Frontera D, en España, y de la plataforma de periodismo de investigación Convoca.pe, en Perú. Fue uno de los periodistas que participó de la investigación de los Panama Papers. Escribe sobre la actual fiebre del oro en la Amazonía, e investiga casos de trata de personas asociados a las mafias de la minería ilegal.