Desenmascaran obscuros intereses en el lote gasífero 76 de Madre de Dios

Desenmascaran obscuros intereses en el lote gasífero 76 de Madre de Dios

 

Los “Baca” y su familia defienden sus lavaderos de oro.

REDACCION LETRACIERTA

El dirigente cusqueño Cristóbal Canche desenmascaró a uno de los organizadores del Foro sobre el Lote 76 organizado por el Colegio de Abogados del Cusco, en el que con argumentos mostraron su oposición a la presencia de la Hunt Oil para explotar el referido yacimiento gasífero, considerado como el más grande hallado hasta el momento. Lo único que no dijeron es que estaban financiados por los mineros informales de Huaypetue, Caychibe y Madre de Dios.
El objetivo del foro realizado el 7 de enero en el Centro de Convenciones de la Municipalidad del Cusco, con la presencia de expertos en el tema gasífero, fue socializar un grave problema a raíz de la presencia de la transnacional Hunt Oil que, prácticamente entre gallos y medianoche, ya se apropió del lote 76 para su futura explotación.
El lote 76 coincide y se superpone en el terreno donde se hallan los grandes mineros del oro. Está justamente debajo de la zona aurífera que será explotada en los próximos años, si el gobierno y el pueblo lo permiten.
Lo que no es ético es que detrás del Foro, aparentemente académico, puesto que se hallaba promovido por el Colegio de Abogados del Cusco, haya un financiamiento de los mineros auríferos informales de Huaypetue, quienes son culpables de destruir el medio ambiente a cambio de los millones que de allí extraen y obviamente se oponen al proyecto gasífero, no porque defiendan la naturaleza, sino porque colisiona con sus intereses económicos.

LOTE 76 MÁS GRANDE QUE CAMISEA
El experto Ing. Iván Huaman aseguró que el lote 76, más allá de las disputas de los grupos de interés económico, es el futuro del Cusco y Madre de Dios, con más de 12,70 TCF; pero advirtió que existían muchas observaciones sobre el Estudio de Impacto Ambiental, la licencia social, la adjudicación directa a la Hunt Oil y otros aspectos.
El foro del Colegio de Abogados del Cusco acertadamente puso la puntería en la ilegalidad del otorgamiento de la concesión gasífera del lote 76 en favor de Hunt Oil, Repsol y Plus Petrol; violación de los derechos a la consulta previa de las comunidades indígenas de los Amarakairi, reservas comunales y zonas de amortiguamiento; y violación de los derechos a la consulta previa de la comunidad cultural de los Queros de Paucartambo. Lo que no dijeron los organizadores es que el evento fue financiado por los mineros informales de Huaypetue y alrededores.
El Ing. Iván Huaman, experto en el tema gasífero, reveló lo que nunca se había conocido en el Cusco, que el lote 76 está situado sobre el territorio de la Comunidad Amarakairi. El proyecto, según el contrato, ocupa enormes extensiones de terreno en las provincias de Manu y Tambopata en Madre de Dios; Paucartambo y Quispicanchi del Cusco; y Carabaya de Puno con una extensión de 1´434,059.869 ha.
Sin embargo, la localización del proyecto alcanza únicamente a dos departamentos, Cusco y Madre de Dios. Y en el caso específico del Cusco tendrá un impacto indirecto sobre el distrito de Camanti, en la provincia de Quispicanchi.

UNA OPINIÓN TÉCNICA Y MUCHAS OBSERVACIONES.
La opinión de Iván Huaman se situó en el plano eminentemente técnico, más allá de las disputas ocasionales, de los mineros informales y la Hunt Oil. Expresó una sincera preocupación por la necesidad de revaluar el Estudio de Impacto Ambiental, obtenido en los años anteriores, para evitar una consecuencia nociva provocada por el ruido de helicópteros sobre la fase reproductiva de la fauna selvática, gravemente interrumpida en otras experiencias hidrocarburíferas
Las observaciones planteadas por el Ing. Huaman tienen que ver también con la existencia de petroglifos de la cultura Harakmbut halladas en la zona. De ser así cabe la pregunta sobre ¿cuál es el fundamento de la Hunt Oil para obtener o no el certificado de inexistencia de restos arqueológicos CIRA?, ¿cuál es el Plan de Manejo Arqueológico y Ambiental?, ¿qué ha hecho hasta el momento el Ministerio de Cultura para conservar el patrimonio material e inmaterial de esas culturas?, ¿existe la licencia social de los pueblos habitantes de esos lugares?
Sus planteamientos fueron técnicos, y al margen del show orquestado por los mineros informales que pretenden hacer creer a la población que su propósito es defender el medio ambiente. Y de la Hunt Oil, que ya está trabajando en la zona sin consentimiento de los nativos, pobladores, ni de las regiones involucradas.
Lo único concreto conocido hasta hoy es que el periodo de exploración de la Hunt Oil tendrá una duración de 9 años, y durante el 2014 se realizará la perforación del primer pozo. También dijo que es importante, imprescindible, recabar la posición de la comunidad Amarakairi que posee parte de dicho territorio en calidad de Reserva Comunal a través del D.S. 031-2002.
Las localidades que podrían ser afectadas indirectamente son San Lorenzo y Fortaleza, del distrito de Camanti, (Quispicanchi). En el transcurso de los siguientes nueve años serán perforados ocho pozos con el propósito de realizar exploraciones y programas de adquisición sísmica en 3D.

DESENMASCARA A LOS MINEROS
Cristóbal Canche, en un signo de independencia, dijo que no estaba de acuerdo con la exploración arbitraria que ha comenzado la Hunt Oil, pero también rechazo abiertamente la maniobra realizada por un grupo de mineros auríferos informales a través de su abogado que ha estado promoviendo el foro organizado por el Colegio de Abogados del Cusco, refiriéndose directamente al abogado Jorge de la Sota.
Los mineros informales, durante los 40 años pasados, han envenenado Huaypetue, Caychibe, Delta y otros lugares, situados exactamente en el área de influencia del Lote 76. Han amenazado enormes fortunas provenientes del oro y el mercurio con el que han envenenado la zona. Y ahora pretenden oponerse a la Hunt Oil que tiene amarrado el proyecto con el gobierno.
Cristóbal Canche narró las amenazas y violencia que se vive en aquel departamento y en particular en Huaypetue, Caychibe y Delta, donde el vil negocio del oro ha envenenado todo, incluso a la gente, policías, fiscales, jueces y demás. Incluso el Ministerio del Interior ha sido incapaz de poner orden en dicha zona.
El lote 76 ha permanecido oculto gracias a la complicidad de muchas instituciones entre ellas el Gobierno Regional del Cusco, el Sernam y la Federación Departamental de Trabajadores del Cusco, que conociendo del tema no hizo nada. Aprovechando ello, la Hunt Oil se ha apropiado de la zona desde hace mucho tiempo, al punto que ya tiene instalados sus campamentos en la zona de Quince Mil que pertenece al territorio del Cusco.

LOS SIGUEN ENGAÑANDO CON REGALITOS
La Hunt Oil durante los últimos años estuvo engañándolos con regalos de lapiceritos, cuadernos, bolsas, polos para los niños del colegio Horacio Zevallos. A cambio de estos insignificantes regalos la poderosa empresa pretende conseguir la licencia social que los pobladores dijeron no la van a conceder.
El rechazo a la Hunt Oil de ninguna manera justifica la acción devastadora de los mineros informales, que ahora fingiendo un afán legalista y ambientalista, pretenden oponerse a la explotación del gas, principalmente para hacer posible que sus lavaderos de oro continúen como hasta hoy.
Por eso, para Cristóbal Canche resultó una sorpresa que en Cusco el yerno de Cecilio Baca y doña Goya, el abogado Jorge de la Sota, sea el defensor del medio ambiente y de los nativos, cuando en realidad es uno de los que contamina el suelo con su lavadero de oro.

Cristóbal Canche dijo que los grandes mineros han tratado de silenciarlo y amenazarlo en varias oportunidades. Exigió que el Ministerio del Interior dé las garantías a los pobladores y también a los nativos de la Reserva Amarakaire: “Somos amenazados y chantajeados por los mineros y aun así creo que el lote 76 debe ser para beneficio de todos los peruanos y no para el provecho de una transnacional que está haciendo tanto daño en La Convención”.

A %d blogueros les gusta esto: