Minería Ilegal y protección por la Amazonía

Minería Ilegal y protección por la Amazonía

César Gamboa Balbín

César Gamboa Balbín

Amazonía y bueno gobierno Derecho, Ambiente y Recursos Naturales

La minería ilegal cuestiona al gobierno y a nosotros como sociedad en ir a los temas de fondo sobre la sostenibilidad para la Amazonía.
Primero, el Estado debe tener respuestas integrales sobre la contaminación ambiental. Al parecer a la conducta asumida por el Estado frente a la contaminación ambiental de la minería ilegal o petrolera en la Amazonía, lastimosamente, también se ha producido la resistencia ante el control y la sanción ambiental realizado del OEFA por los grupos de poder y económicos (El Comercio 03/12/13); una respuesta muy furibunda que denota los intereses detrás de esto.El control y la sanción deben estar dirigidos no solo a los “keteros” mineros ilegales, porque igual que el narcotráfico o la piratería de CDs, las soluciones integrales pasan por ir hacia la demanda o la oferta: ¿Quién compra el oro proveniente de Madre de Dios? ¿Cuáles de las empresas formales se benefician de todo esto? ¿Qué empresas proveen el mercurio? ¿Y la maquinaria, las dragas, el equipo para la extracción? ¿Quién es el mayor proveedor de los insumos para la cocaína? ¿Quién importa CDs en blanco todos los años? Podemos realizar miles de interdicciones, detener a miles de microcomercializadores de PBC o de video piratas en Javier Prado, pero si no vamos a los grandes importadores, proveedores, consumidores, pues estas sanciones serán efímeras.

Segundo, hay un grupo de ciudadanos que percibe a la minería ilegal como una opción económica frente a la falta de alternativas, tal y cual sucede con la siembra de la hoja de coca, ellos pagarán el riesgo de vivir en una “sociedad del crimen”. Habría que ponerse a pensar porqué muchos peruanos migran de la costa o la sierra a la Amazonía para buscar ese oro que los “sacará de pobres”: ¿eran campesinos? ¿Qué dejaron atrás? ¿Qué oportunidades podemos darle como opciones en Amazonía? ¿Qué planea el Estado?

Finalmente, el Perú sigue el modelo Business as usual, es decir, el modelo de facilitar la inversión sin pensar en incentivos y sanciones, alternativas y controles para la inversión, ya sea lícita o ilícita, pues estas se confunden en un modelo cuyo costo o se traslada a población vulnerable o a la naturaleza. Podemos seguir creciendo, pero a qué costo, a qué costo.