Destituyen a juez de Madre de Dios que desactivó demandas de mineros ilegales

Destituyen a juez de Madre de Dios que desactivó demandas de mineros ilegales

Insólito

Miercoles, 05 de marzo de 2014 | 6:15 am
El pecado del ex magistrado Juan Becerra Marroquín fue haber declarado nulas una serie de resoluciones judiciales a favor de mineros ilegales.
El pecado del ex magistrado Juan Becerra Marroquín fue haber declarado nulas una serie de resoluciones judiciales a favor de mineros ilegales.
Al asumir el despacho judicial de Huepetuhe, Juan Becerra Marroquín encontró varias resoluciones a favor de los clanes que se dedican a la explotación del oro. Después que las declaró nulas de oficio, lo defenestraron sin explicación.

María Elena Hidalgo.

Madre de Dios se parece al “viejo Oeste”, donde impera la ley del más fuerte. Siete semanas después de haber sido nombrado titular del Juzgado Mixto del distrito deHuepetuhe Juan Becerra Marroquín, la Corte Superior de Madre de Dios lo destituyó sin que le dieran explicación alguna.

La defenestración de Becerra se produjo luego que durante su corto periodo de funciones en el Juzgado Mixto de Huepetuhe anulara una serie de acciones de amparo y hábeas corpus que su antecesor, el ex juez Mitchel Ramos Janampa, había dictado a favor de empresas y personas relacionadas con la extracción ilegal de oro.

Entre los principales beneficiados por la actuación del ex magistrado Mitchel Ramos se encuentran miembros de la familia Baca Casas, que encabeza Gregoria Casas Huamanhuillca, más conocida como la  “Tía Goya”.

El ex juez Ramos enfrenta una investigación en la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA), precisamente por emitir alrededor de 22 resoluciones en beneficio de los mineros ilegales.
La Corte Superior de Madre de Dios, bajo la presidencia de Mario Cusimayta Barreto, destituyó a Mitchel Ramos por su  inconducta y designó a Juan Becerra Marroquín, el 8 de enero de este año, como juez de Huepetuhe.

La localidad es uno de los más importantes centros de explotación ilegal de oro en Madre de Dios. El despacho de Huepetuhe también cumple funciones de Juzgado Penal Liquidador y Juzgado Penal Unipersonal.

Al asumir el despacho judicial de Huepetuhe, Juan Becerra Marroquín encontró numerosas resoluciones a favor de personas que se dedican a la minería ilegal. Así que Becerra declaró la nulidad de oficio y la improcedencia de las resoluciones de su colega Ramos.

La mano de los clanes

Mientras continuaba con la fumigación legal del juzgado de Huepetuhe, Becerra recibió una noticia inesperada.

El 25 de febrero, poco después de haber cumplido un mes en el cargo, le comunicaron a Becerra que había quedado sin efecto su nombramiento.

Becerra sospechaba que se trataba de una represalia por su actuación contra la minería ilegal.
Lo destituyó el presidente de la Corte Superior de Madre de Dios, Adolfo Cayra Quispe,  quien recién tenía tres semanas en el puesto.

No encuentro ninguna motivación que haya originado mi destitución. No conozco las razones por las que el doctor Adolfo Cayra me ha sacado del cargo. Jamás Cayra me ha llamado para expresar su inconformidad con mi trabajo. Lo que sí es cierto es que mi juzgado nunca ha emitido una resolución a favor de la minería ilegal”, señaló a La República el ex juez Juan Becerra Marroquín.

“Cuando asumí el despacho  el 8 de enero, me encontré con que se habían concedido una serie de medidas cautelares y otras figuras legales a favor de la minería ilegal, justamente cuando el Estado le ha declarado la guerra a este tipo de práctica. De oficio declaré la nulidad de todas esas acciones que beneficiaban a los ilegales. Como resultado, hubo tensión con las organizaciones y los pobladores, así que pedí seguridad para el juzgado. Pero la policía respondió que no era posible. Luego me comunicaron que yo había sido destituido”, relató Becerra.

Durante sus funciones como juez de Huepetuhe, Becerra declaró la nulidad de cuatro acciones de amparo, cuatro medidas cautelares y cinco pruebas anticipadas que la “Tía Goya” y sus familiares consiguieron gracias al ex juez de Huepetuhe Mitchel Ramos Janampa, el antecesor de Becerra.

El lado oscuro

Todas las resoluciones judiciales de Mitchel Ramos a favor del clan de la “Tía Goya” tenían como propósito que continuara con sus actividades ilícitas de explotación aurífera, las que habían sido prohibidas mediante resoluciones administrativas del Ministerio de Energía y Minas.

El presidente de la Corte Superior de Madre de Dios, Adolfo Cayra, ofreció otra explicación a La República: “Dejé sin efecto su  designación de juez provisional  por una situación de confianza. Le quité la confianza porque días antes de su  salida hice una visita inopinada a su juzgado y no lo encontré. Él (Juan Becerra) no había comunicado su ausencia como correspondía. Recién al día siguiente presentó un certificado médico  con el que  justificó su falta”.

Parece que le buscaron un pretexto a Becerra para despedirlo.

El ex juez declaró: “Un día antes a la visita inopinada, luego de  cumplir mis labores, tuve dolores intensos y viajé a Puerto Maldonado porque en Huepetuhe solo se cuenta con  puestos de salud básicos. Intenté reportarme al presidente de la Corte, pero nunca me contestó el teléfono”.
Gregoria Casas tiene bajo su control cuatro concesiones mineras que suman 700 hectáreas, además de las 600 hectáreas que administra en común con su ex esposo Cecilio Baca.

Para evitar las acciones del Ministerio de Energía y Minas, y del Ambiente, la “Tía Goya” y miembros de su familia interpusieron acciones contra el Estado que fueron aceptadas por el ex juez Mitchel Ramos.

El ex juez también falló en beneficio de empresas como Inversiones Mineras Señor de Huanca, Empresa Marcelo’s, Empresa FAH, Minera Transportes y la Asociación de Mineros del Distrito de Huepetuhe, entre otras.

El 17 de octubre del 2013, el ex juez Mitchel Ramos admitió una acción de amparo que interpuso la compañía Goya EIRL, de propiedad de Gregoria Casas, contra el entonces ministro de Energía y Minas, Jorge Merino Tafur, y del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal. La “Tía Goya” buscaba blindarse de las operaciones de interdicción que el Ejecutivo había desplegado desde setiembre del año pasado en Madre de Dios, con el argumento de que se había acogido al proceso de formalización minera.

Marco Baca Casas, hijo de la “Tía Goya”, defendió las resoluciones de Mitchel Ramos: “Las acciones de amparo las hicimos debido a las amenazas que recibimos del ministro Pulgar Vidal.

Estaba vulnerando nuestros derechos. Todas nuestras demandas fueron aceptadas(por Ramos), pero vino el juez nuevo (Becerra) y a los 5 o 6 días anuló todo lo que habíamos ganado”.

Efectivamente, al encargarse del despacho de Huepetuhe,  Becerra no encontró sustento en la argumentación de la “Tía Goya” y sus familiares. Así que el 16 de enero de este añodeclaró nula la acción de amparo que favorecía a uno de los más poderosos clanes de la explotación aurífera ilegal. En lugar del reconocimiento, Becerra fue expectorado.

“Estoy desconcertado por la forma en que se ha actuado contra mi persona, sin ninguna razón justificable”, afirmó un decepcionado Juan Becerra Marroquín.

En cifras

22 resoluciones a favor de mineros ilegales anuló el ex juez Juan Becerra.

48 días solamente duró en el juzgado de Huepetuhe Juan Becerra.

46 millones de soles en oro vendió la “Tía Goya”, Gregoria Casas de Baca.

60,000 hectáreas de bosques depredaron mineros ilegales de Huepetuhe, Madre de Dios.

About Gabriel Arriarán

Es el director de Frontera Pirata. Licenciado en antropología por la PUCP, MsC in Social Anthropology por el LSE. Trabajó como reportero en LaMula.pe, fue colaborador de la revista Frontera D, en España, y de la plataforma de periodismo de investigación Convoca.pe, en Perú. Fue uno de los periodistas que participó de la investigación de los Panama Papers. Escribe sobre la actual fiebre del oro en la Amazonía, e investiga casos de trata de personas asociados a las mafias de la minería ilegal.