“Inambari sería un desastre ambiental”

“Inambari sería un desastre ambiental”

Enviado el 19/03/2014

Por: Noticias SER
Entrevista al ingeniero José Serra Vega, consultor en energía y medio ambiente con especialidad en la Amazonía, y responsable de dos estudios sobre el proyecto Inambari.
Las declaraciones en días pasados del ministro de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga, de que el proyecto de construcción de la central hidroeléctrica de Inambari está en la agenda de mediano plazo del Gobierno, ha vuelto a desatar las alarmas. Y es que las consecuencias de un proyecto de la envergadura de Inambari son tan catastróficas como diversas. Para medir el alcance de estas, Noticias SER conversó con el Ing. José Serra, consultor de DAR y autor de dos estudios, “Inambari: La urgencia de una discusión seria y nacional” y “Costos y beneficios del proyecto hidroeléctrico del río Inambari”, sobre este cuestionado proyecto hidroenergético.

El ministro Mayorga declaró hace poco que Inambari sigue en la agenda del Gobierno ¿qué opinión le merece esto?
A mí lo que me llama la atención es que ignoren el hecho de que hay estudios que demuestran que Inambari sería un desastre ambiental que le costaría al Perú, a la sociedad peruana, más de mil millones de dólares en costos ambientales. Lo segundo es que están hablando otra vez de exportar al Brasil y en estos momentos dicho país tiene un problema de precios de la electricidad para ciertas generadoras que han sido obligadas a bajar su precio por el gobierno de Dilma Rousseff. Entonces, hablando de exportación, el gobierno estaría pensando en exportar energía hacia Chile, que paga mucho más que Brasil. Y esto es algo que no dicen. Otro tema es el de los costos que ha mencionado el gerente general de Electro Perú que habla de una inversión de 4,650 millones de dólares.

¿Por qué lo dice?
Porque está hablando de precios al 2009. Hoy, el costo sería de 6,000 millones de dólares. Es decir que están completamente fuera de foco.
En su declaración, el ministro también se refirió al interés de Chile en comprar energía, pero agrega que solo después de satisfacer ‘nuestras necesidades” ¿Está, de este modo, justificando el proyecto Inambari?
Es seguro que el Perú, después del año 2020, va a necesitar más generación de energía porque la demanda ha estado creciendo y va seguir creciendo a pesar de que la minería se ha frenado un poco porque la demanda de metales por parte de China ha disminuido. En ese sentido, pienso que a eso se refería el ministro.

¿En realidad me refería a las necesidades de la población como justificación cuando está bastante claro que el proyecto se enfoca a la exportación de esa energía como usted ha señalado?
La cuestión es que Inambari tiene una capacidad que es casi un tercio de la capacidad total del país en estos momentos. O sea, en teoría habría un excedente de energía que se destinaría a exportación. Pero hay otro punto que se están olvidando por completo: y es que un proyecto de esta magnitud puede tomar siete u ocho años en ser construido. Un estudio de la Universidad de Oxford, publicado la semana pasada, demuestra que proyectos de esa magnitud, a fin de cuentas cuestan el doble de lo presupuestado. Entonces, cuando el ministro habla de 4,650 millones de dólares, que en realidad son seis mil como dije anteriormente, en realidad estamos hablando de inversiones de alrededor de 12 mil millones de dólares. Yo no sé cuál es el nivel de información del ministro de Energía respecto a los costos de construir la hidroeléctrica.

La obra significaría la migración de 10,000 personas a la zona en busca de trabajo ¿cuál sería el impacto en la cuenca del Inambari?
Definitivamente habría una emigración muy fuerte con todos los efectos que ya conocemos, como lo que ha pasado en Madre de Dios y Puno con el oro: deforestación, delincuencia, prostitución; en fin, toda una serie de problemas sociales. Igual sucedió en Brasil con los proyectos de las grandes represas que han construido en el río Madeira y Belo Monte. En este último, como 11,000 personas han emigrado a la zona.

¿Y los costos ambientales, cuáles serían?
En primer lugar, una inmensa destrucción de selva primaria tropical en buen estado. Lo segundo, la emisión de gases de efecto invernadero. Se sabe que el Perú ha perdido como 40% de los glaciares de la Cordillera Blanca en los últimos 40 años debido al calentamiento global. Por eso, un proyecto de esta magnitud, en el cual se pudren millones de toneladas de vegetación, exacerba el calentamiento global a través de emisiones de metano y carbono.

Estas consecuencias socioambientales ¿solo perjudicarían al Perú y nada a los países que se beneficiarían de Inambari?
Bueno el que pierde esa selva, inundada y destruida por la emigración y la construcción, es el Perú. El que pierde la biodiversidad también, porque son selvas extremadamente ricas en vida porque está junto a uno de lo que se llama uno de los “puntos calientes de biodiversidad” más importantes del mundo como es el Parque Nacional Bahuaja Sonene. Definitivamente, el Perú perdería este parque. En lo que se refiere a la emisión de gases de efecto invernadero, el Perú contribuiría a dañar la atmósfera mundial.

¿Y los impactos sociales?
Hay unas ocho mil personas que serían afectadas, aproximadamente. Inicialmente, cuando se hizo el censo en el 2010 de las personas que serían afectadas, eran como 4,500 o 5,000. Pero ahora con la emigración a la zona, sería unos ocho mil más o menos; personas que tendrían que ser reubicadas y no hay donde hacerlo, así como tampoco hay sitio para cultivar. Es una zona muy accidentada y la misma compañía a cargo de la construcción estableció que no hay donde hacerlo.

Entonces ¿fuente de energía antes que fuente de vida?
La función del ministerio de Energía y Minas es proporcionar más energía al país. Y en el pasado nunca se han preocupado mucho de los impactos ambientales o sociales. Eso ha cambiado un poco, pero creo que el pensamiento de la gente a cargo del ministerio no apunta a mirar cuáles son los problemas sociales y ambientales.

¿Desea agregar algo?
Solo que esto refleja la falta de planificación energética que hay en el Perú. Todo el mundo sale a decir lo primero que se le viene a la cabeza sin tener en cuenta las consecuencias. El Perú, en los últimos tres años invirtió cientos de miles de dólares en hacer una prospección de lo que podría ser la matriz energética del Perú que resultó bastante mediocre, y que no ha servido ni siquiera para inspirar al Gobierno, a hacerlo reflexionar a largo plazo.

NOTA:
Datos importantes sobre el Poyecto Inambari:
3,800 personas serán desplazadas por el embalse y la construcción
5,200 personas afectadas aguas abajo de la represa y en la zona de ingluencia
10,000 personas migrarían a la zona durante la construcción
37,800 ha de superficie serían inundadas por el embalse (Bosques, tierras agrícolas, centros poblados, etc.)
42,100 ha de bosque que serían las que se perderían por la inundación
4,6% de la Zona de Amortiguamiento del Parque Nacional Bahuaja Sonene quedaría inundada.
115 km de la carretera Interoceánica quedarían inundados y tendrían que ser reconstruidos
US$ 409 millones costaría reconstruir la Interoceánica y la reconstrucción de líneas de transmision a San Gabán; monto que debería ser asumido por la empresa concesionaria.