Mineros informales se enfrentan a la Policía en el centro histórico de Lima

XHAS News

03/25/2014 6:04 AM

Lima, 24 mar (EFE).- Cientos de mineros informales se enfrentaron hoy a la Policía en la Plaza San Martín, en el centro histórico de Lima, en medio de las protestas que protagonizan desde la semana pasada contra la medidas de formalización dictadas por el Ejecutivo.

Los mineros que llegaron hoy a esa plaza, considerada la más importante de la capital peruana, protagonizaron un enfrentamiento con palos y piedras con agentes antidisturbios, que respondieron lanzando gases lacrimógenos y protegiéndose con sus escudos.

Aunque hasta el momento no se ha reportado si el choque dejó heridos, muchas personas resultaron afectadas por los incidentes, ya que en las cercanías se encuentra el Jirón de la Unión, el paseo peatonal más conocido de Lima.

Miles de mineros informales peruanos continúan hoy con su protesta en rechazo a la ley de formalización que vence el 19 de abril, por lo que también mantienen bloqueadas vías en las regiones sureñas de Arequipa, Cuzco y Puno y en la selvática Madre de Dios.

El jueves pasado, los mineros iniciaron una movilización nacional en contra de la formalización que ha establecido el Gobierno al considerar que con estas medidas se quiere destruir la minería pequeña y artesanal, que no utiliza maquinaria pesada ni opera en zonas prohibidas.

Las autoridades peruanas diferencian entre los mineros informales, que permanecen en zonas autorizadas pero sin los permisos respectivos, y los ilegales, que ocupan zonas de reservas naturales y cuya actividad es combatida desde 2011.

Mientras se producía el enfrentamiento en Lima, una comitiva de los mineros de Arequipa y la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) iniciaron conversaciones oficiales sobre el proceso de formalización.

Los representantes de los mineros en Arequipa se comprometieron a coordinar con sus bases para que se suspendan los bloqueos en la carretera Panamericana Sur mientras dure el diálogo con el Ejecutivo.

En Arequipa, donde el pasado sábado se producen enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes que han dejado 11 heridos, varias vías permanecieron bloqueadas durante el día.

Tres vías de acceso a la ciudad de Juliaca, en la región de Puno, también fueron bloqueadas por los manifestantes, lo que ha generado una gran congestión de vehículos, según medios locales.

El presidente de la Federación Minera de Madre de Dios, Luis Otsuka, dijo hoy a Efe que en esa región los manifestantes mantenían bloqueada la carretera Interoceánica y que esta medida iba a continuar hasta que se resuelva su situación.

“El proceso de formalización es un fracaso. Pedimos un diálogo serio tripartito entre representantes de la PCM (Presidencia del Consejo de Ministros), el Congreso y los mineros”, indicó Otsuka.

El presidente del Consejo de Ministros, René Cornejo, invocó el domingo a que los mineros retomen el diálogo con representantes del Gobierno y que depongan sus medidas de fuerza.

Sin embargo, el alto comisionado para la Interdicción y Formalización de la Minería de la PCM, Daniel Urresti, remarcó hoy que el Gobierno solo dialogará una vez que se liberen las carreteras.

El funcionario también indicó que el Ejecutivo ha autorizado al Ejército para que apoye a la Policía e intervenga para “garantizar el libre tránsito en toda la República”.

En 2012, el Gobierno peruano inició el proceso de formalización con el compromiso de unos 70.000 mineros a nivel nacional, pero según las últimas cifras oficiales solo 31.000 de ellos han gestionado la documentación respectiva.

Las primeras acciones de interdicción en el país sucedieron en 2011, durante el régimen de Alan García (2006-2011), con el fin de aplicar la política estatal de “tolerancia cero” a la minería ilegal, que destruye y contamina la Amazonía peruana.