¿Formalización minera o saneamiento de tierras del Lote 76?

ENTIERRO SIMBÓLICO DEL PRESIDENTE OLLANTA HUMALA EN PUERTO MALDONADO. FOTO: GIANMARCO CASTILLO/ LAMULA:PE

Afectados por las últimas interdicciones en Huepetuhe se preguntan ¿por qué el gobierno dinamita maquinaria a mineros en vías de formalizarse, y no se concentra en la minería directamente ilegal?  

Para comenzar, la anécdota: acompañando al simbólico entierro del presidente Ollanta Humala en la plaza de armas de Puerto Maldonado, durante los días de las manifestaciones el pasado mes de abril, algunos huelguistas de hambre habían colocado jocosas pancartas con fotos del ministro del ambiente, Manuel Pulgar Vidal, y del general (r) Daniel Urresti y el presidente Ollanta Humala, que aparecieron al lado de nombres de petroleras como Hunt Oil, Plus Petrol y Repsol. 

Más allá de la indignación, la broma, o las sospechas de la población, hay una tesis que se maneja en la zona, tanto en Puerto Maldonado, Mazuko y Huepetuhe, y que está representada en varias de las imágenes usadas por los manifestantes. 

En la zona, muchos están convencidos de que el proceso de formalización de la minería no ha sido más que el saneamiento de tierras del Lote 76, en manos de Hunt Oil, Repsol y, recientemente, Plus Petrol.

En la última entrevista que concedió a LaMula.pe, el general Urresti, espontáneamente declaró que la vinculación entre el proceso de formalización en Madre de Dios y el Lote 76 no eran más que temores infundados de la gente: 

En Madre de Dios tienen una serie de temores. Una cosa que me preguntan constantemente en Huepetuhe. Allí hay muchos informales, y ellos tienen miedo. Por ejemplo me dicen: usted nos quiere desaparecer para que saquen petróleo, y eso es totalmente falso. Ya no sé como decirles a ellos. Espero que con esta estrategia de saneamiento quede más claro. Pero nuevamente, el deseo que tenemos nosotros es que se pueda formalizar, que si en Madre de Dios se realiza minería, que sea de una manera que no deprede. No estamos en contra de la minería. Estamos en contra de los que están depredando, de la minería ilegal, la que no se puede realizar. 

Sin embargo, ya en la etapa de saneamiento, con las últimas interdicciones sobre los mineros en vías de formalizarse de la localidad de Huepetuhe, esta teoría ha vuelto con fuerza. Luego del operativo Principio de Autoridad 1, que dinamitó maquinaria de mineros en vías de formalizarse, el lunes y el miércoles de esta semana, los cuestionamientos de los mineros consultados por LaMula.pe, se concentran en el hecho que se opte pordinamitar maquinaria en Huepetuhe -donde los mineros están en vías de formalización- y no por intervenir en campamentos de minería directamente ilegal, como Mega 11 o Mega 13, que se ubican dentro de la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional del Tambopata.

La respuesta para ellos es muy clara: las interdicciones se han concentrado allí porque el Lote 76 se superpone a Huepetuhe y a muchas de las concesiones que el Estado fue otorgando a los mineros desde finales de los años 70.

Para confirmar esta hipótesis, La Mula.pe consultó la base de datos de la Dirección Regional de Energía y Minas de Madre de Dios, y verificó la superposición con lotes petroleros, a partir de los mapas que el Ministerio de Energía y Minas ha hecho públicos. 

LAMULA.PE

Efectivamente: existen 1,649 derechos mineros, entre titulados, en trámite, extintos y extintos no peticionables, a los que el Lote 76 se ha superpuesto. Si se iniciaran las actividades de perforación, exploración y explotación en el área del lote que está concesionada a mineros informales (un 27,87%), Hunt Oil tendría que solicitar el permiso sobre el uso del subsuelo a, por lo menos, 1213 concesionarios cuya titulación está vigente, es decir, una pesadilla en términos de negociaciones. Hay que notar que, según los mapas de la empresa, los actuales puntos de perforación en los que, supuestamente, la empresa comenzaría sus actividades, no coinciden con las concesiones mineras.

 

Pero existen otros indicios más que abonan la tesis y la sospecha de los mineros. 

El primero, y el que mayor preocupación causa en las zonas mineras de Madre de Dios: el 19 de marzo el MEM aprobó la Resolución Directoral 025–2014–MEM/DGFM (Dirección General de Formalización Minera), que establece los lineamientos y las causales de cancelación de las declaraciones de compromiso de los mineros, en base a la legislación previa. Es decir, toda la legislación emitida desde 2012 sobre formalización de la minería informal e interdicción de la ilegal. En esta resolución, los ojos están en particular sobre un literal (J) que dice:

“J. Las declaraciones de compromisos sobre áreas de prospectos y/o proyectos insertos en procesos de promoción de la inversión privada y/o con garantía otorgada por el Estado peruano mediante Decreto Supremo”. 

Nadie sabe de dónde ha salido esta literal. 

Cabe recordar que el Lote 76 fue adjudicado a Hunt Oil durante el segundo gobierno de Alan García por D.S. 035–2005–MEM. Es decir: Hunt Oil cuenta con la garantía del Estado; así que, de anularse las declaraciones de compromiso, los mineros de Huepetuhe se quedarían ya sin posibilidad alguna de formalizarse y pasarían inmediatamente a la ilegalidad. 

En noviembre de 2013, Mart Aertker, gerente comercial de Hunt Oil en Perú, anunció que la empresa prevé iniciar la perforación del primer pozo del Lote a finales del 2014. De ocurrir de acuerdo a esta previsión, la actividad de Hunt Oil iniciaría concluidos los 120 días que el gobierno ha establecido como plazo de la etapa de saneamiento de las concesiones mineras informales. 

A finales de marzo pasado, el Ministerio de Energía y Minas aprobó el ingreso de Plus Petrol con el 30% de las acciones en el Lote 76. Sus socios, Hunt Oil y Repsol, se quedaron cada una con el 35% de la participación. Según lo expresado por directivos de este consorcio, Hunt Oil espera descubrir un gran depósito de gas, equivalente a a veinte trillones de pies cúbicos diarios. Se habla, pues de “tres Camiseas”.

Por lo pronto, el Ministerio de Energía y Minas no se ha manifestado respecto de esta preocupación de los mineros de Madre de Dios.  

About Gabriel Arriarán

Es el director de Frontera Pirata. Licenciado en antropología por la PUCP, MsC in Social Anthropology por el LSE. Trabajó como reportero en LaMula.pe, fue colaborador de la revista Frontera D, en España, y de la plataforma de periodismo de investigación Convoca.pe, en Perú. Fue uno de los periodistas que participó de la investigación de los Panama Papers. Escribe sobre la actual fiebre del oro en la Amazonía, e investiga casos de trata de personas asociados a las mafias de la minería ilegal.

Advertencia: no es lugar para débiles

A %d blogueros les gusta esto: