Destruyen La Pampa, el último gran emporio de la minería ilegal (FOTOS)

Con las horas contadas. Esta semana, el funcionario de la PCM Daniel Urresti movilizó 850 efectivos de las fuerzas armadas y policiales para erradicar la extracción ilegal de oro, la trata de mujeres y el comercio en la zona ‘La Pampa’, que funciona, imperturbable, desde hace más de 10 años. El Alto Comisionado señala que pretende cumplir, en el más corto plazo, la misión que le encargó el presidente Ollanta Humala.

Leidy Yaya
Enviada especial a Tambopata

Luego de casi media hora de vuelo en un helicóptero, aterrizamos en el lugar conocido como La Pampa, un área deforestada de 50 hectáreas,  próxima a la carretera Interoceánica, en la provincia de Tambopata.

El panorama aquí es desolador: toneladas de tierra removida y agujeros inmensos con agua color marrón resultado que contienen cianuro y mercurio. Nada que indique que hace unos meses o años hubo vida vegetal o animal.

Solo quedan construcciones de madera vetusta y plástico donde funcionaban burdeles, tiendas de abarrotes, restaurantes y bares. El lugar puede parecerse fácilmente a un pueblo fantasma.

En esta desolada área diariamente más de 400 jornaleros extraían oro de manera ilícita, hasta hace poco.

Un nuevo operativo denominado ‘Principio de autoridad IV’, liderado por el general en retiro Daniel Urresti, alto comisionado para la Interdicción y Formalización de la Minería, movilizó a 15 helicópteros y cerca de 850 efectivos.

Apertrechados de explosivos, y con sierras eléctricas y mecheros, en cuatro horas los agentes destruyeron el principal campamento minero donde se movían al año más de treinta millones de dólares.

Con aprobación del fiscal superior, José Fernández, los policías procedieron a dinamitar refrigeradoras, cocinas, balones de gas, motos lineales y otros enseres empleados por los mineros ilegales.

‘Karen’, de apenas 21 años, fue una de las pocas que se aferraban a lo que había sido su hogar por cuatro semanas. Ella dijo que consiguió un trabajo de cocinera y podría así solventar la manutención de sus dos hijos. “Aunque sé que esto es ilegal, estoy aquí por necesidad. Yo no le robo a nadie”, manifiesta entre sollozos.

Durante el operativo se han encontrado 48 generadores de energía camuflados bajo tierra, 52 balsas listas para la distribución de mercancía, 94 motos lineales y  85 alfombras que servía en el proceso de obtención del mineral.

Un día después de la intervención, un funcionario de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) señaló que los 40 mil habitantes se retiraron y que solo siguen una decena de personas que buscan recuperar sus objetos.

Este es el trigésimo operativo antiminero en la zona desde octubre cuando el Ejecutivo anunció una guerra frontal contra la minería ilegal. Las autoridades cuentan que los mineros vuelven y reconstruyen sus viviendas tras la culminación de un operativo. Por ello se ha dispuesto que tres veces por semana dos helicópteros policiales verifiquen que los ilegales no aparezcan en esa zona.

En La Pampa, la mayoría de personas no nació en Madre de Dios. Ellos llegaron de Puno o Cusco en busca de trabajo. La PCM planea ofrecer ayuda  a los pobladores como capacitación en proyectos de desarrollo que les permita desempeñarse en otro sector laboral.

Los ‘jornaleros del oro’ aceptaban trabajar en situaciones infrahumanas e inadecuadas por conseguir dinero rápido.

Se ha identificado a 13 empresas que operan en esta área crítica, sin embargo no se pudo identificar quiénes son esos financistas. El alto comisionado se ha propuesto llegar a desaparecer en un 70% las actividades ilícitas y reducir la cantidad de personas que trabajan directa o indirectamente en la minería, la que ya ha disminuido de 30 mil a 15 mil.

SODOMA Y GOMORRA

La segunda etapa del operativo se produjo dos días después el miércoles 11 de junio en el campamento minero del kilómetro 107 de la carretera Interoceánica, considerado el centro logístico y de abastecimiento de productos para La Pampa.

En este pueblo construido improvisadamente desde hace 25 años con material noble operaban 31 burdeles resultado de la trata de mujeres y niñas además de 25 bares y varias tiendas de reparación de motores y venta de combustible.

Al ingresar a los bares, las autoridades encontraron 20 jóvenes de 16 a 23 años que ejercían el meretricio. Todas procedían de Puno, Cusco y Lima, lo que hacía sospechar que habían sido víctimas del comercio sexual ilegal.

En una de las once camas hacinadas en un cuarto, se encontró a ‘Naydelin’ de 18 años de edad, quien por temor a ser identificada, mantenía oculto su rostro tras unas sábanas. Ella confesó que llegó hace un mes del Cusco luego que su amiga le avisará de un ‘trabajo rentable’ en Puerto Maldonado. Ella cuenta que su jornada de trabajo en ese campamento minero era de 2 de la tarde a 2 de la mañana, y que le pagaban 10 soles la hora. Incluso le descontaban 600 soles si salía a la calle.

El juez Juan Becerra Marroquin, quien dio la orden para la intervención, habría dado permiso solo para descerrajar tres de los 30 prostíbulos que la policía solicitó.

En esta operación también se movilizaron 700 efectivos policiales, 10 fiscales de Crimen Organizado y otros cuatro de Familia, además de representantes del Ministerio de Salud, entre otros.

Para la intervención, se bloqueó la carretera y un grupo de 30 efectivos se encargó de ingresar a todos los locales y decomisar los productos que puedan dar vida otra vez a La Pampa.

Esta operación contó con la participación de funcionarios de la  Municipalidad distrital de Mazuko, quienes procedieron a dejar una tercera notificación de desalojo, puesto que el pueblo aparece como inexistente y no cuenta con los permisos del caso.

En el documento se precisa que se procederá a demoler si no se retiran voluntariamente del lugar.

Uno de los hallazgos fue un generador de electricidad de 200 caballos de fuerza que daba luz a la mitad del pueblo.

Al finalizar el día se decomisaron 300 motos lineales y se capturó a seis personas entre ellas a un brasileño de nombre Ykaro Thiago Dossantos (29 años) por estar indocumentado, y a Mayra Jauregui Morales (23) por tener una orden de captura por hurto en el Callao.

“Para diciembre ya habré acabado con la minería ilegalen Madre de Dios”, asegura, optimista, el general en retiro, Daniel Urresti. El alto funcionario de la PCM prefiere no pronunciarse en específico a casos de políticos vinculados con la minería, a menos que no sea la misión que le encomendó el presidente Ollanta Humala. Ratificó a la prensa presente en la selva su compromiso con el mandatario para luchar contra la minería ilegal en el País.

NO HAY APOYO A MINEROS

Por su parte, Luis Otsuka, presidente de la Federación de Mineros en Madre de Dios, dijo a La República que le parecía inaceptable la falta de apoyo a los mineros, puesto que muchos llevan años tratando de formalizarse y no hay ni un intermediario que agilice los trámites. Otsuka negó que toda la actividad minera sea ilegal, pues la mayoría trabaja con permisos temporales.

EN CIFRAS

200 mujeres serían forzadas a dedicarse a la prostitución.
10 soles reciben las mujeres que laboran en los bares.

TAMBIÉN SE INMOVILIZARON BALSAS GRINGAS

En el operativo Principio de Autoridad IV, se logró la destrucción de campamentos secundarios (ocupados por 400 personas), y de 48 motores, 13.150 metros de mangueras, 33 tolvas, 52 dragas, 2.370 galones de combustible, 7.060 metros de tubos PVC, 1.150 metros de alfombra utilizada para la minería ilegal, cuatro baterías, 150 galones de lubricante, 1.000 kilogramos de guaipe y 2.500 metros de cable acerado.

También se realizó un operativo fluvial a cargo de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas del Perú (Dicapi) con lanchas de interdicción en el río Madre de Dios.

En la interdicción policial se destruyeron cinco balsas gringas (dragas artesanales grandes), 15 balsas carrancheras (dragas artesanales medianas), 38 motores grandes y material diverso como mangueras, tubos PVC, entre otros

About Frontera Pirata