El ex general que luchó contra la minería ilegal se convierte en nuevo ministro del Interior

El ex general que luchó contra la minería ilegal se convierte en nuevo ministro del Interior

Martes, 24 de junio de 2014 | 8:55 am

oportunidad. Su actuación frente la oficina de prevención de conflictos, considerada de modo unánime como eficaz, le permitió ser ministro.
oportunidad. Su actuación frente la oficina de prevención de conflictos, considerada de modo unánime como eficaz, le permitió ser ministro.
[googlemaps https://platform.twitter.com/widgets/tweet_button.1403226798.html#_=1403808563067&count=horizontal&id=twitter-widget-0&lang=es&original_referer=http%3A%2F%2Fwww.larepublica.pe%2F24-06-2014%2Fel-ex-general-que-lucho-contra-la-mineria-ilegal-se-convierte-en-nuevo-ministro-del-interior&size=m&text=El%20ex%20general%20que%20luch%C3%B3%20contra%20la%20miner%C3%ADa%20ilegal%20se%20convierte%20en%20nuevo%20ministro%20del%20Interior&url=http%3A%2F%2Fwww.larepublica.pe%2F24-06-2014%2Fel-ex-general-que-lucho-contra-la-mineria-ilegal-se-convierte-en-nuevo-ministro-del-interior&via=larepublica_pe” width=”300″ height=”150″ frameborder=”0″ scrolling=”no” data-twttr-rendered=”true”>
Salto al gabinete. Tras la renuncia de Wálter Alban, toma la posta el general (r) Daniel Urresti Elera, quien durante menos de un año se encargó de luchar contra los mineros ilegales del interior del país a punta de detonaciones.

José Carlos Díaz Zanelli

Una tarde de setiembre del 2013 el ex premier Juan Jiménez llamó por teléfono al por entonces jefe de Indeci, el general EP (r) Daniel Urresti. 

“El presidente quiere reunirse contigo”, le dijo. Horas más tarde, en el despacho presidencial, Ollanta Humala le encargaría a Urresti uno de los proyectos más complejos que ha tenido que enfrentar su gobierno hasta hoy: la formalización de la minería artesanal y la desaparición de la ilegal. 

Diez meses después, tras una serie de paros y negociaciones dilatadas con los mineros informales, Urresti se convirtió en un embajador de las detonaciones en regiones comoIca, Puno, Cusco, Ayacucho y, principalmente, Madre de Dios. 

Adonde él iba, predicaba la palabra de la descentralización por encargo del Ejecutivo, hoy integra el Gabinete. 

Pero, ¿quién es el hombre que tras destruir cientos de motores a punta de dinamita pasará a liderar el Interior?

SU PASADO

Mientras fue un militar en ejercicio entre las décadas del 80 y 90, Urresti estuvo destacado en diversos cuarteles del país. Uno de ellos fue “Los Cabitos” enHuanta (Ayacucho). Eran los tiempos de la subversión, de la guerra interna entablada por Sendero Luminoso y de los excesos del Ejército.

Sobre aquellos años Urresti se muestra poco memorioso, apenas recuerda una anécdota en la que un senderista lo privó de una pedrada y fue salvado por su regimiento.

Luego, cuando ya le tocó trabajar en Lima, realizó un curso de Ingeniería Electrónica en la Universidad Villarreal y por ello apoyó al Ejército en las áreas detelecomunicaciones. 

Así pasó sus últimos años de militar hasta que, luego de tres meses de haber pasado al retiro, asumió la jefatura de Indeci. Después vino el inesperado llamado presidencial.

–¿Qué cualidades cree que le vio para elegirlo a usted?

–No lo sé, me agarró de sorpresa –respondió Urresti hace unos días, cuando no tenía idea de que sería ministro del Interior y se acomodaba en su nueva oficina en el segundo piso del Museo de la Gastronomía en el centro de Lima.

AHORA EN EL GABINETE

Para los mineros ilegales Urresti es intransigente, pese a que más de una vez cedió para agilizar los procesos de formalización en las negociaciones. Incluso el principal dirigente de la minería informal en Madre de Dios, Luis Otsuka, se refiere a él en términos duros.

“Él ha venido a insultar, dijo que todos los mineros son unos delincuentes. Está loco”.

Pero al parecer, en el Ejecutivo estaban contentos con su trabajo. Cuando empezó apenas ocupaba una oficina improvisada en la antesala del despacho del Primer Ministro.

Luego, además del nuevo espacio que le cedieron hace unos días, armó todo un equipo de abogados especialistas en procesos de formalización y tuvo la facultad de solicitar reuniones con todos los ministros.

Hoy es uno más en el Gabinete Ministerial, y tiene por ello a su cargo un inmenso edificio ubicado en San Borja. 

Urresti dijo hace unos días, sentado cómodamente en su ex oficina, que les había perdido la paciencia a los mineros ilegales. Aseguró que es muy complicado negociar con ellos porque no tomaban en serio el proceso de formalización.

Por esta razón optó por las interdicciones (léase detonaciones) como su principal herramienta. Incluso el último fin de semana, horas antes de ser designado ministro del Interior, estuvo en Madre de Dios haciendo algunas explosiones. ¿Cómo hará ahora con la inseguridad ciudadana?

ALGUNOS DETALLES DEL HOY MINISTRO

Daniel Urresti Elera se graduó en el año 1978 en el Arma de Comunicaciones delEjército Peruano. En su promoción fue compañero del comandante Juan Macha Olivera, tío del ex asesor presidencial Adrián Villafuerte.  También coincidió con Ruydar Donayre, hermano del ex general Edwin Donayre.  

Como parte de las interdicciones que realizaba en Madre de Dios contra la minería ilegal, Urresti tuvo que asumir la problemática de la trata de personas. Hace unos días aseguró que en los últimos meses se han rescatado cerca de 250 mujeres de prostíbulos ilegales apostados a los lados de la carretera Interoceánica.

De hecho, una de sus últimas acciones contra la trata de personas fue a fines de mayo cuando intervino 8 locales en Madre de Dios, aunque luego reconoció que estos siguen funcionando.

CLAVES

En una de sus primeras apariciones cuando era Alto Comisionado Contra la Minería Ilegal, el hoy ministro Daniel Urresti llevó a la prensa a una interdicción en La Pampa (Madre de Dios) y ahí hizo su presentación con tres grandes detonaciones en medio de la selva.

About Gabriel Arriarán

Es el director de Frontera Pirata. Licenciado en antropología por la PUCP, MsC in Social Anthropology por el LSE. Trabajó como reportero en LaMula.pe, fue colaborador de la revista Frontera D, en España, y de la plataforma de periodismo de investigación Convoca.pe, en Perú. Fue uno de los periodistas que participó de la investigación de los Panama Papers. Escribe sobre la actual fiebre del oro en la Amazonía, e investiga casos de trata de personas asociados a las mafias de la minería ilegal.