Lo Que Vio ‘Ojos de Gato’

Justicia El primer testimonio acusatorio del principal autor material del asesinato de Hugo Bustíos.

54578-e2An9Lo8Vq9Ru3L

Amador Vidal Sanbento,“Ojos de Gato” abandona la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, en el 2008.

En septiembre del 2008, la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, presidida por el vocal Javier Villa Stein, ratificó la sentencia de primera instancia que impuso 17 años de prisión al comandante EP (r) Víctor La Vera Hernández y otros 15 años de cárcel para el comandante EP (r) Víctor Amador Vidal Sanbento por el asesinato de Hugo Bustíos, en Huanta, en 1988.

 Un año antes, en noviembre del 2007, Sanbento, “Ojos de Gato”, llamó por teléfono al periodista Abilio Arroyo, colaborador de CARETAS y huantino como Bustíos. Arroyo fue sucedido por Bustíos como nuestro corresponsal en Huanta.

Pocos días después, Arroyo visitó a “Ojos de Gato” en el penal San Jorge y esto fue lo que dijo el autor material principal del crimen de Hugo Bustíos.

“ME TRAICIONARON”

“Gracias por venir. Ahora sabrás toda la verdad sobre la muerte de tu colega”, dijo Vidal Sanbento, recluido en el pabellón de Prevención del penal San Jorge.

El rostro desencajado, los ojos vidriosos daban la sensación de que se encontraba en un estado ansioso.

“Los que realmente planificaron y mataron a Bustíos es Daniel Urresti Elera y ese concha de su madre que está allá”, aseguró furioso Vidal Sambento, señalando al coronel Víctor La Vera Hernández, un individuo canoso que departía con familiares la visita dominical en una de las mesas del patio de Prevención.

–Entonces, ¿ya no son amigos?
–Ese mierda me engañó. Me dijo que no hablara la verdad porque iba a empeorar las cosas. Me aseguró que iba a salir libre. Y ahora quiero que se sepa que acá hay un culpable que está libre y sigue en actividad en el Ejército. Ese es Daniel Urresti Elera.

–¿Quién es Urresti Elera y cuál fue su participación en el asesinato de Bustíos?
–Urresti era el capitán “Arturo” y responsable de la Sección de Inteligencia S-2 en el cuartel de Castropampa (Huanta). Tenía como función principal reportar información sobre los terroristas y colaboradores en la zona. El suboficial Jhonny Zapata Acuña, “Centurión”, trabajaba con él. Ambos reportaron a La Vera Hernández que Bustíos era colaborador de los terroristas en Huanta. Por eso decidieron eliminarlo. La Vera Hernández aguardó la mejor oportunidad para eliminarlo y esta se presentó cuando los terroristas asesinaron a una campesina y a su hijo en los bajíos de Huanta, en la noche del 23 de noviembre del 1988. La ciudad estaba paralizada porque los terroristas habían convocado a un Paro Armado y a primeras horas de la mañana el capitán “Rogelio”, que se encontraba en la casa de la campesina asesinada, reportó que Bustíos y Rojas habían intentado ingresar a la casa de las víctimas a tomar fotos. “Rogelio” sostuvo que les recomendó que fueran a a pedir permiso a la base. En efecto, Bustíos y su esposa se aparecieron en el cuartel de Castropampa, solicitando entrevistarse con el jefe de la Base.

–¿Y Urresti?
–La Vera Hernández recibió a Bustíos en la puerta del cuartel e hizo tiempo para que la patrulla militar se movilizara hacia la zona. La Vera Hernández llamó a Urresti y a “Centurión” para movilizar gente a un punto intermedio de la carretera a Erapata con la finalidad de emboscar a Bustíos. Es así que cuando Hugo Bustíos y Eduardo Rojas llegaron al punto donde se encontraban Urresti, Centurión y otros, estos fueron acribillados.

–¿Quiénes más participaron en el ataque?
–Un suboficial de apellido Rojas y otro que no recuerdo su nombre.

–¿Por qué no lo dijo ante el tribunal que lo juzgó?
–Por un mal espíritu de cuerpo. Me engañaron con promesas falsas y por eso estoy acá, jodido.

–En el juicio quedó acreditado que fue usted quien arrojó el explosivo sobre el cuerpo de Bustíos…
–Vidal Sambento rompe en llanto. “Te juro por mi familia”, suplicó. “No maté a Bustíos, lo hizo Urresti Elera”.

NUEVO TESTIGO

En febrero del 2008, Arroyo recibió una llamada telefónica del teniente EP Edgardo Nicolás Montoya Contreras. Acordaron reunirse en una de las avenidas que conducen al Cuartel General del Ejército, en San Borja.

Montoya dijo que había trabajado como oficial adjunto del Departamento de Logística del Cuartel de Castrompampa, en Huanta, en 1988. Era el encargado del mantenimiento de los vehículos militares del destacamento.

Montoya le aseguró a Arroyo que, el día del asesinato, vio partir a Urresti y a Jhonny Zapata Acuña, Centurión, en un vehículo militar rumbo a Erapata.

En abril del 2008, Sanbento y Montoya ratificaron sus acusaciones contra Urresti ante la Segunda Fiscalía Penal Supraprovincial de Ayacucho que reabrió el caso. El 17 de junio del 2013, el Segundo Juzgado Penal de Ayacucho abrió proceso penal contra Urresti considerándolo “autor mediato” del asesinato de Bustíos.

El expediente está ahora en manos del fiscal superior Luis Landa Burgos, quien opinará si hay mérito para llevar el caso a juicio oral o si este se archiva.

About Frontera Pirata