Un muerto en la bandeja de entrada del Primer Ministro

FOTO: GIANMARCO CASTILLO PARA LAMULA.PE

PUBLICADO: 2014-08-23
 

4 de abril de 2014

Una violenta ola de manifestaciones, marchas, protestas enciende el fuego en Madre de Dios. La región está paralizada desde hace más de diez días. Los madrediosenses, la federación minera y sus afiliados han llamado a una manifestación indefinida. Exigen la derogación del decreto 015, que restringe el flujo de combustibles hacia la región, un aspecto de la estrategia militar para la erradicación de la minería ilegal en Madre de Dios. Los agricultores afectados por las últimas inundaciones reclaman que el Estado los tome en cuenta y los recuerde. Ningún minero podrá cumplir con el plazo del 19 de abril para entregar la documentación que el proceso de formalización (la otra cara de este proceso, que encabezan el Ministerio de Energía y Minas y el Ministerio del Ambiente) les exige, luego de lo cual, pasarán directamente a la ilegalidad.

11:37

René Cornejo, entonces primer ministro del Perú, recibe un correo electrónico. El remitente: el alto comisionado para la formalización de la minería e interdicción de la minería ilegal: el general (r) Daniel Urresti. En él, se informa de la situación general de Madre de Dios. Y deja para el final su descripción, en mayúsculas, de lo que ocurre en Mazuko:

EN MAZUCO LA SITUACION SERA DIFERENTE PORQUE LA FAMILIA BACA CASAS, OTZUCA Y OTROS BARONES DEL ORO HAN TOMADO MEDIDAS EXTREMAS Y ESTAN PAGANDO 200 SOLES DIARIOS A LAS PERSONAS QUE SE CONCENTREN EN MAZUCO, SUS MATONES ESTAN RECORRIENDO QUEBRADA POR QUEBRADA Y LAS DIFERENTES COMUNIDADES AMENAZANDO A LOS POBLADORES PARA QUE SE DESPLAZEN A MAZUCO. HASTA EL MOMENTO SE CALCULA QUE PODRIAN LLEGAR A CONGREGARSE UNOS 3,000 (TRES MIL) MANIFESTANTES EN MAZUCO, QUIENES ESTARIAN ESPERANDO EL RESULTADO DE LA REUNION DE HOY DIA PARA RETIRARSE O INICIAR LA TOMA DE LA CARRETERA INTEROCEANICA.

8 de abril de 2014

Es medio día en Mazuko. Los manifestantes han tomado la carretera Interoceánica. El paso de los buses interprovinciales y los transportes particulares está cortado. Mientras los líderes negocian con el comisario de Mazuko, el mayor Emilio Cahuana, los policías a su mando retiran las piedras del camino. Los manifestantes comienzan a arrojar piedras.

Comienza una batalla campal.

La policía dispara contra la multitud. El resultado: el mecánico Américo Laura es impactado en la cabeza por un balazo que le quita la vida inmediatamente.Hay otros 17 heridos de bala, entre ellos, Beltrán Quispe, a quien un impacto por la espalda lo dejará paralizado de por vida.

17:08

Un correo ingresa en la bandeja de correo electrónico del primer ministro del Perú. Nada más abrirlo, aparece una imagen horrenda. Un hombre abatido yace boca abajo. El hombre viste un bividí blanco, sus hombros están aun perlados por el sudor. Alrededor de su cuello se anuda una toalla amarilla. El punto negro en su cabeza es una perforación de bala de la que brota la sangre, y más sangre parece salir de uno de sus oídos. A un lado del charco que rodea su cabeza, un casquillo de bala.

La remitente del tenebroso mensaje: Maritza Vásquez Salcedo, una auxiliar de Eulogio Amado Romero, congresista por Madre de Dios. El correo ha sido enviado desde su despacho. Además de Cornejo, figuran como destinatarios varios trabajadores de la Presidencia del Consejo de Ministros: Mónica Moreno Martínez, Rafael Donaire Otárola y Malka Maya Albarracín.

Moreno Martínez había trabajado como Directora de la Imagen País para PromPerú, luego como consultora en el Ministerio de Vivienda y Construcción (que Cornejo encabezó antes de ser nombrado primer ministro en febrero) y en el momento en el que ocurrió la muerte de Laura era jefe de la Oficina de Prensa e Imagen Institucional de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Rafael Donaire también había trabajado como Secretario General de Cornejo en el Ministerio de Vivienda cuando ocurrió el escándalo del chuponeo al entonces viceministro de construcción y saneamiento, Enrique Juscamaita, al 8 de abril se desempeñaba como secretario general de la PCM; y Malka Maya Albarracín aun aparece como responsable de la Oficina de Coordinación Parlamentaria.

17:41

Mónica Moreno recibe un correo de Liss Epiquién, encargada de prensa de la oficina del alto comisionado para la formalización de la minería y la interdicción de la minería ilegal, general (r) Daniel Urresti. El primer ministro habría dado a Mónica Moreno la orden de averiguar qué ha pasado y Moreno ha contactado con Epiquién para solicitarle información. En esta comunicación, Epiquién transcribe a Moreno una publicación en la cuenta en Facebook de la Federación Minera de Madre de Dios (Fedemín), que informa de una agresión de la policía contra los manifestantes de la huelga minera.

Cabe recordar que entre marzo y abril, las federaciones mineras de todo el país llamaron a sus bases a protestar por una estrategia de formalización de la minería que no estaba rindiendo resultados y que, en Madre de Dios, además, el lado punitivo de esta estrategia ambiental (las interdicciones) se había reforzado con el Decreto 015, que restringe todavía la venta de combustibles en toda la región, con la finalidad de evitar su flujo hacia la minería ilegal.

La publicación de la Fedemín copiada por Epiquién da cuenta del “fallecimiento del hermano Américo Laura Pizarro, de la base de Huepetuhe”, e informa de otros 16 heridos de bala, que han sido llevados al hospital de Santa Rosa de Puerto Maldonado.

“Así trata el gobierno de Ollanta Humala al pueblo de Madre de Dios”, concluye el post que Epiquién copio, pegó y remitió a sus superiores. Como archivos adjuntos del envío, van fotos del cadáver de Américo Laura.

Un pequeño detalle salta a la vista. El casquillo de bala de la primera foto enviada a Cornejo, está también aquí, entre los adjuntos. Pero sólo al final de la serie.

17:48

Mónica Moreno reenvía el correo de Liss Epiquién a Cornejo (a quién tiene registrado entre sus contactos bajo el misterioso seudónimo “Ivonne”).

“Esto es lo que están sacando los de Mdd Federación”, dice el escueto mensaje. 

10 de abril de 2014.

9:19 am

Dos días después de la muerte de Américo Laura, Cornejo recibe otro correo electrónico, esta vez de Jesús Vidalón Orellana, Jefe del Gabinete de Asesores del Premier en la PCM. Previamente, Vidalón también había sido jefe del gabinete de asesores cuando Cornejo era ministro de vivienda.

Vidalón ha reenviado a Cornejo un correo recibido minutos antes del coronel (PNP) Arturo Eloy Barraza Luyo, cuyo último cargo conocido fue el de Jefe de la Oficina Central Nacional de Interpol. Se trata de un breve informe de inteligencia, que dice:

Tambopata – Inambari
Unos 200 manifestantes continúan concentrados en la plaza de armas de Mazuco, donde se viene realizando el velorio de Américo LUNA PIZARRO, quien falleció durante las manifestaciones del 8 de abril14. La interoceánica, oficialmente no esta bloqueada, pero hay hostigamiento a los vehículos que se arriesgan a transitar. Clases suspendidas, mercados, la atención es parcial.

De acuerdo con la agenda de la PCM, ese día a las 10am Cornejo tuvo una reunión en la FAO en la sala del Acuerdo Nacional; y de 12 a 2pm, una reunión con los congresistas por la región de Puno Emiliano Apaza, Claudia Coari y Rubén Condori.

El nombre de Américo Laura no aparece más en la correspondencia electrónica del primer ministro. En realidad, los correos electrónicos hackeados a Cornejo no añaden más información al caso. La muerte de Américo Laura es tratada tal como los correos revelan que se trató la implicación del ministro del interior en el asesinato del periodista Hugo Bustíos en 1988, cuando el general Urresti cumplía funciones de SE2 de inteligencia en Huanta. En éste último caso, los correos de Cornejo revelan todo un análisis estratégico y mediático de la situación en la que la publicación de la denuncia que pesa sobre Urresti había puesto al gobierno. En el caso del asesinato de Laura tal análisis queda reducido al envío de información.

¿Incomodó la muerte de Laura a la PCM y al actual gobierno?

Se trata de una pregunta que también tendrían que hacerse quiénes lideraron aquellas marchas en Madre de Dios.

A partir de los correos de Cornejo, esa pregunta no puede responderse.

Para cuando Cornejo recibe este último correo de Vidalón, a la par de la cobertura sobre el proceso de formalización minera y la resistencia a ella que se despertó en Madre de Dios, en LaMula.pe se abría el caso periodístico de Américo Laura.

Dos días después de la muerte de mecánico, y cuando quizá no imaginaba que llegaría a ministro del interior, Daniel Urresti, negó en una entrevista con LaMula.pe que la bala que acabó con la vida del mecánico de 48 añoshubiera sido disparada por la policía. En la siguiente entrevista que LaMula.pe le hizo, una semana después, Urresti se comprometió a hacer públicos los resultados de la investigación.

Nunca cumplió con su promesa.

Las sorprendentes respuestas que nos dio el entonces alto comisionado para la formalización de la minería y la interdicción de la minería ilegal, motivaron que LaMula.pe efectuara un viaje a Madre de Dios al día siguiente, a comprobar in situ lo que había sucedido.

La noche del 9 de abril, entrevistamos a dos testigos, ambos heridos de bala e internados en el hospital de Santa Rosa de Puerto Maldonado. Ambos confirmaron que los policías dispararon armas de fuego contra los manifestantes que se les habían enfrentado con palos, piedras y hondas.

A Nicanor Mamani una bala le entró por el abdomen y le salió por la espalda, muy cerca de los riñones, mientras huía de la carga policial. Mamani sostiene que Américo Laura habría sido herido por detrás, en el hombro, y luego en la cabeza, desde una distancia de no más de cinco metros. En esa misma estampida, Yahir Sánchez recibió un balazo mientras huía de la carga de la policía, y se desplomo luego que su pierna derecha dejara de responderle. Ya en el suelo, herido de bala, varios policías lo molieron a patadas.

Unos diez días después, LaMula.pe entrevistó por vía telefónica al mayor Emilio Cahuana (min 7:01 de este reportaje), comisario de Mazuko por aquellos días (luego sería convenientemente trasladado al Cusco). Cahuana se negó a contestar quién dio la orden de disparar ese 8 de abril.

Y a finales de mayo, LaMula.pe volvió al campo, en compañía de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos. Viajamos primero a Cusco, a conversar con la madre y las hermanas de Laura. Ambas confirmaron que fue la policía de Puerto Maldonado quién pagó el traslado vía aérea al Cusco y el entierro del cadáver en el cementerio de Quillabamba, según versiones recopiladas, para evitar que el cuerpo fuera velado públicamente en Mazuko y se produjera otro enfrentamiento.

MADRE Y HERMANAS DE AMÉRICO LAURA PIDEN JUSTICIA, DESCONSOLADAS. FOTO: JOSÉ LUIS CUANTINDOY. CNDDHH

 

En ese mismo viaje, LaMula.pe entrevistó en la ciudad del Cusco a Beltrán Quispe, otro de los heridos de bala en la jornada del 8 de abril. De acuerdo con Quispe, los policías comenzaron a disparar apenas cinco minutos después de que la Asociación de Mecánicos de Huepetuhe (de la que él y Américo Laura eran miembros) llegara a Mazuko a unirse a las marchas. Beltrán Quispe fue alcanzado por una de esas balas, que le dio en la parte baja de la espalda, dejándolo paralizado de la cintura para abajo de por vida.

BELTRÁN QUISPE  DECLARA PARA LA CNDDHH Y LA MULA.PE. FOTO JOSÉ LUIS CUANTINDOY. CNDDHH

Los testimonios recogidos de la Asociación de Mecánicos en Huepetuhe, entre ellos, los de Gabriel, el hermano Américo, confirmaron la información que se había recogido hasta el momento: que por las partes del cuerpo impactadas por las balas en el fallecido Laura y los heridos Mamani, Sánchez y Quispe, la policía no disparó al aire. El 8 de abril de este año, la policía disparó contra la multitud.

Meses más tarde, el informe de balística afirmaría que el casquillo en el suelo no corresponde con la bala que impactó a Laura en la cabeza. Por otra parte, es un detalle que claramente se ha montado sobre la escena de la muerte. Si hubiera sido el casquillo de la bala que le perforó la cabeza, se encontraría cerca del punto desde el cual fue disparado, y no al lado de la cabeza del fallecido. Pero sobre todo, el informe de balística que la fiscalía de Mazuko ordenó a los peritos, a Américo Laura lo habría alcanzado una bala perdida que le dio en la cabeza. Las conclusiones de los peritos hacen parecer que la muerte fue un accidente, y no un crimen.

Con o sin #CornejoLeaks, la conclusión es la misma: que este no es un hecho mediático con el que tenga que lidiar el gobierno. Hay varios indicios que apuntan hacia que la muerte de Américo Laura fue el producto de las políticas de formalización minera y represión de la minería en Madre de Dios, y que, por tanto hay una responsabilidad de esa índole entre quienes encabezan esas políticas todavía, a saber, el actual ministro del interior, Daniel Urresti, y los ministros de energía y minas y ambiente, Eleodoro Mayorga y Manuel Pulgar Vidal; pero sobre todo, hay indicios de un delito cometido por la policía, así como de su posterior encubrimiento, en una zona de conflicto social. 

Y hasta el momento, nadie tiene un juicio abierto por este caso.

 

A %d blogueros les gusta esto: