OTZUKA Y EL PLAN MADRE DE DIOS

Por Tankar Rau-Rau Amaru
En este momento el que gobierna en nuestro país no es Humala, sino una banda de forajidos encabezada por el Banco Mundial y las grandes corporaciones. Como se ha demostrado en los últimos treinta años, el objetivo de estas mafias no es buscar el desarrollo de nuestro país, sino adueñarse de los recursos con los que cuentan nuestros pueblos, ya sean genéticos, mineros, energéticos o ambientales, y el departamento de Madre de Dios (nombre colonial de la región del Amaru Mayu) se encuentra en la agenda. Podemos denominar a esta pretensión como el “Plan Transnacional de Saqueo”.
HIDROELECTRICA DE INAMBARI
Hace unos años, Antonio Brack intentó sacar a los mineros artesanales para entregar buena parte de Madre de Dios al nuevo imperio del Brasil, dentro del plan de invasión carioca denominado Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA). Uno los proyectos de ese plan es el Proyecto de la Hidroeléctrica Inambari. La IIRSA, financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), es, en realidad, un plan de expansión geopolítica del nuevo imperio del Brasil en la región (ejes viales y energéticas Perú-Brasil-Bolivia, del Amazonas, Escudo Guayanés, Interoceánico Central, Mercosur-Chile, Hidrovía Paraguay-Paraná y Capricornio), donde el país carioca se convierte en el corazón de Sudamérica, oxigenado desde once países-satélite.
La construcción de la Central Hidroeléctrica del Inambari, que servirá para mover la industria del Brasil, causará al principio la expulsión de aproximadamente ocho mil nativos a causa de la inundación, por lo cual 65 centros poblados de los departamentos de Madre de Dios, Puno y Cusco deberán ser reubicados. Se deforestará más de 300,000 hectáreas de la selva –sobre todo a causa de la migración de la población a otros lugares de la misma región–, se destruirá la biodiversidad del área y se alterará severamente los sistemas acuáticos aguas abajo y aguas arriba.
Esa vez, Brack fracasó en el intento porque el pueblo de Madre de Dios, encabezado por los entonces dirigentes Amado Romero y Florentino Sucso, le paró el macho.
LA MAFIA DEL CARBONO
Manuel Pulgar Vidal, el actual ministro del Ambiente, se ha convertido, después de Brack, en jefe de una mafia de traficantes de bosques de la selva peruana con la protección de Humala. En este momento viene entregando las tierras de los nativos a corporaciones extranjeras para que negocien con los bonos de carbono.
Madre de Dios se encuentra en la agenda del Programa para la Reducción de Emisiones por la Deforestación y la Degradación de los Bosques (REDD), un mecanismo promovido por el Banco Mundial, uno más de una larga lista de planes que dicho banco usa para controlar a los países en desarrollo. Según Anne Petermann, miembro del Proyecto Ecológico para la Justicia Global (REED), es un programa impulsado por Estados Unidos y por otros países industrializados para evadir su responsabilidad en las emisiones desde el origen que tienen sus industrias. Así, países y compañías ya tienen un argumento para seguir contaminando el mundo mientras alegan que están protegiendo los bosques en alguna parte y que eso supuestamente absorberá el carbono que ellos emiten en forma criminal a la atmósfera.
“Desafortunadamente –alega Petermann-, no existe en absoluto ninguna explicación científica creíble que respalde esta noción de compensación. Entonces lo que sucederá es que como no se reduce la contaminación, es decir las emisiones de carbono en su origen, el calentamiento global continuará e inevitablemente perjudicará, destruirá y finalmente eliminará completamente los bosques, si el calentamiento global no se detiene. El problema con el plan de REDD en general es que no aborda las verdaderas causas de la deforestación ni ofrece garantías a las comunidades indígenas y, por lo tanto, no va a resolver el problema”.
¿En qué consiste el plan de REDD? Una multinacional, llámese Shell u otro, en lugar de reducir sus propias emisiones, se apodera de los bosques con la ayuda de ministros como Vidal y gobiernos como Humala de bosques en Madre de Dios, Ucayali o Loreto aduciendo que de ese modo protegerá el medio ambiente, lo que supuestamente compensará el carbono que emite a la atmósfera. Sin embargo, para que el carbono de esa área no sea alterado, nadie debe usarla ni como refugio, ni como leña, ni nada por el estilo. Eso significa, en la práctica, la expulsión o desplazamiento de numerosas comunidades indígenas.
El problema de fondo es que, aunque se recurra a estos extremos en nombre del medio ambiente, la contaminación y el calentamiento global no se van a reducir si los países industrializados siguen emitiendo sus mortíferos cuescos al aire. Esta es una viveza de las compañías transnacionales porque les es más barato comprar un bosque en algún lugar del planeta, sobornando a ministros y presidentes, y más caro reducir sus emisiones desde su origen.
Por eso Vidal, en vez de pedir que las compañías transnacionales solucionen sus problemas en sus países de origen, ha trasladado el problema a nuestro país a cambio de millones de coimas (faenones), quebrando la armonía en los pueblos de la selva peruana. Vidal es el mayor promotor de la contaminación mundial al proteger las espaldas de los destructores de los bosques del mundo, las corporaciones de la industria, y pretende desplazar de sus lugares de origen a la gente que ha protegido y conservado tradicionalmente los bosques toda su vida: los nativos.
LOTE 76 Y PLUSPETROL
Según un informe de la prensa alternativa (lamula.pe), las empresas petroleras Hunt Oil, Repsol y Plus Petrol –que operan en el Lote 76, en la Reserva Comunal Amarakaeri–, iniciarán la construcción de la Plataforma PAD A cerca al río Dahuene y a la comunidad nativa Puerto Luz. Para ello, van a desaparecer flora y fauna de la zona. Según la misma fuente (https://redaccion.lamula.pe/…/los-nativos-…/gabrielarriaran/), la compañía Plus Petrol “ha sido sancionada por la OEFA (Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental) y denunciada en diversas oportunidades por la contaminación de las cuencas de los ríos Corrientes, Pastaza, Tigre y Marañón”.
Ahora el asunto se pone más claro. Para atacar la principal actividad económica de la región, la minería artesanal, el argumento era el medio ambiente. Ahora se entiende claramente que el problema no era el medio ambiente, sino las reservas de petróleo que guardan en su territorio los pueblos nativos del Amaru Mayu (https://redaccion.lamula.pe/…/formalizacio…/gabrielarriaran/). Humala pretende limpiar la zona (sanear) de mineros y de nativos, despoblarla, para entregarla a esas corporaciones. A las transnacionales del medio ambiente, el oro y del gas y del petróleo les convienen provincias despobladas, para que no haya resistencia.
Pero Ollanta Humala, cuyo objetivo era desaparecer a la minería en el plazo de dos años, se encontró con la resistencia de todo un pueblo encabezado por Luis Otzuka Salazar y secundado por Salhuana, Sixto Flores, Javier Calcina, Mario Vargas, Aníbal Cabanaconza y otros. En algún momento los ciudadanos salieron a las calles para defender la actividad, así como se debe defender toda actividad económica: castaña, agricultura, pesca, madera, etc. Es cierto: la interdicción afectó a un 30% de la minería, pero el 70% restante sigue maltrecho pero en pie.
PLAN MADRE DE DIOS
Para contraponer al “Plan Transnacional de Saqueo” que promueven Humala y las transnacionales, se precisa ahora de un Plan Madre de Dios. A falta de políticas de Estado sostenibles elaboradas en Lima, la respuesta debe salir de la clase dirigente local: empresarios, intelectuales, dirigentes. De Lima no vendrá nada, salvo la destrucción y el saqueo. Cualquier proyecto de construcción de la pequeña Patria soberana y grandiosa solo surgirá de los pueblos. Ese plan, social y ambientalmente sostenible, debe girar en función del elemento humano local y los recursos de la región. Entonces necesitamos hablar de Geopolítica y de la Geometría del Poder, propuesta lanzada hace medio año en Apurímac.
GEOPOLITICA: El comunero Juan Quispe tiene dos hijos y para su sustento cuenta con cuatro hectáreas de chacra. Si este comunero no educa a sus hijos, ellos heredarán dos hectáreas de chacra cada uno. Los hijos de Juan tendrán también cada uno dos hijos, y si no los preparan para otras actividades productivas, los nietos de Juan Quispe heredarán una hectárea de tierra cada uno. Así sucesivamente, hasta que los tataranietos de los tataranietos de Juan Quispe solo tendrán cien metros cuadrados de tierra. Conclusión: la decadencia familiar y social de los Quispes… Toda familia, todo pueblo y todo país se proyectan para muchas generaciones. Se parte de los recursos naturales con que se cuenta y se prepara un Proyecto Histórico que considere los cambios inevitables del futuro (crecimiento demográfico, escasez de tierras y agua, etcétera). Hay países que no tienen absolutamente nada, solamente individuos, pero están mejor que los peruanos. Si los pueblos no cuentan con un proyecto a largo plazo, entonces les espera todos los problemas que derivan de la pobreza y de las brechas sociales de sociedades mal planificadas.
En el Perú de ahora nadie habla de proyección y planificación. Si necesitamos cinco mil profesores para los próximos diez años, fabricamos quince mil. Consecuencia: tendremos diez mil profesores excedentes. Si precisamos de dos mil abogados, fabricamos cinco mil. Resultado: tendremos tres mil abogados enredando los asuntos más simples de la vida cotidiana. En vez de solución, un gran problema para la sociedad. No me refiero a los abogados, sino a las fuerzas productivas excedentes cuando la educación no parte de una proyección socioeconómica a largo plazo desde las potencialidades de la región. Nuestros ancestros nos dieron lecciones prácticas de organización social y económica. Si precisaban de cinco arados para la campaña agrícola siguiente, pues fabricaban cinco arados. Entonces es preciso replantear las carreras universitarias en la región, pues éstas fueron decididas a partir de las necesidades del mercado laboral del pasado. El mercado es importante pero sobre todo se debe pensar en un Proyecto Histórico.
GEOMETRIA DEL PODER: Trata sobre la organización del espacio y mide tres dimensiones: la distancia, la extensión y el contenido. Madre de Dios dispone de 3’630,000 hectáreas de áreas protegidas, 200,000 hectáreas de tierras de nativos, 2’520,000 hectáreas de bosques de producción permanente y 1’487,633 hectáreas de tierras disponibles para fines turísticos y agropecuarios. Las viejas estructuras que han impuesto desde Lima han devenido en ineficientes porque el 32,4% de la población de Madre de Dios se encuentra en la pobreza y un 7,4% en la extrema pobreza. Lima controla los mecanismos administrativos y absorbe todos los recursos. Los gobiernos regionales (con tendencia a reproducir los cacicazgos locales, que en el pasado expresaban a los terratenientes y sus aliados), si bien se llaman gobiernos, son simplemente gerencias que canalizan los recursos según las necesidades inmediatas de ciertos espacios geográficos. Carece de ciertas autonomías, principalmente la de gobernar. Por otro lado, las actividades predominantes fueron por mucho tiempo el agro, la ganadería, la madera y la minería, pero los tiempos de la cibernética, la agroindustria y de la tecnología ya están aquí, y los han cogido desprevenidos. Pasando las fronteras, en Brasil, ya vienen fabricando aviones, automóviles, etc., y Bolivia se encamina a la industrialización.
Para un manejo equilibrado del territorio, no solo se trata de la zonificación económica y ecológica, también denominado ordenamiento territorial. A la clase dirigente le corresponde trabajar en nuevas formas de distribución del poder sobre el espacio, creando unidades territoriales consistentes. Por ejemplo, el crecimiento de las ciudades es desordenado, y los caseríos y los asentamientos mineros y de nativos, relegados en la atención, se han despoblado, originando movimientos migratorios intensos que, de pronto, han derivado en graves situaciones de explosión social. Se debe priorizar el desarrollo de los asentamientos mineros y nativos para que el desarrollo sea armónico (Allin Kawsay). La teoría de los focos de desarrollo puede todavía ser efectiva. Eso también es planificación, que no le corresponde a un solo alcalde o un presidente regional. Es tarea de muchas generaciones.
Se tiene que hablar pues de una nueva geometría del poder. La demarcación territorial de Madre de Dios se basa, por ejemplo, en factores históricos y económicos (colonización de la selva primero, luego la fiebre del oro y la madera). Debemos empezar a pensar Madre de Dios desde los factores políticos, sociales, económicos, históricos, religiosos, militares y geográficos. Esta región, que es más grande que Panamá y 1,5 veces de Costa Rica, puede ser en territorio dos veces grande si aprovecha su ubicación de frontera con Brasil y Bolivia, ampliando su área de influencia. O puede ser en economía diez veces más poderoso atrayendo y transformando los recursos de los departamentos vecinos, y aplicando la tecnología del Brasil, sin convertirse en satélite del país carioca.
POTENCIALIDADES
¿Es posible industrializar las plantas medicinales de la región, convertirlas en medicinas? Claro que sí. Las transnacionales han patentado nuestras plantas medicinales, para explotarlas en la industria de la medicina. Es necesario, por ejemplo, rediseñar las políticas sobre el turismo ecológico, pues por ahora los visitantes pasan de los aviones a las reservas, sin aportar a la economía de Madre de Dios. Igualmente, rediseñar las políticas de forestación, agrícola y pecuaria. MDD es productor primario de la madera, pero debe pensar en el valor agregado impulsando desde las instituciones educativas políticas de fabricación de productos. Se debe industrializar la castaña, etc.
Otra de las potencialidades, por ser un departamento de frontera, serían los parques industriales.
¿Es posible hacer minería en la selva sin afectar el medio ambiente? Eso es posible, con un plan especial para una minería limpia y ordenada. Primero se retira la tierra que cubre el suelo, amontonándola a un lado, y luego se extrae el oro pero hasta profundidades considerables. Ese trabajo se debe hacer en alianza con el Estado, principal beneficiado en impuestos que debe comprar ese oro para las reservas nacionales. Después se cubre con la tierra el área trabajada y se siembra árboles. Eso se llama saneamiento ambiental. En cuanto al mercurio, es posible remplazar con tecnologías limpias.
ELECCIONES
Luis Otzuka, el candidato favorito para ganar las elecciones, es un general que regresa de una guerra, una guerra social y económica con un enemigo antidemocrático y antipatriótico (el gobierno de Humala), donde hubo muertos, heridos, detenidos, denunciados. Por tanto, Otzuka es un producto social que se hizo líder en el frente, corriendo el riesgo de morir o terminar con su pellejo en la cárcel como Gregorio Santos o como el que esto escribe. Otzuka tiene la experiencia de enfrentarse a ministros, viceministros, premieres (los mineros se tumbaron un premier y dos ministros en un año); y por venir del sector productivo, sostengo que está preparado para lanzar el Plan Madre de Dios y encaminar esta región a la búsqueda de su propio destino, dentro de un país grande y soberano. Por tanto, votar por Otzuka será votar por una nueva región del Amaru Mayu. Será votar contra Humala y contra la prepotencia de Lima

About Frontera Pirata