Desactivan gran centro minero ilegal de “La Pampa”

En Tambopata

Días antes, la policía advirtió a ilegales de un inminente operativo para evitar pérdidas humanas durante dicha operación. Foto: Virgilio Grajeda
Días antes, la policía advirtió a ilegales de un inminente operativo para evitar pérdidas humanas durante dicha operación. Foto: Virgilio Grajeda
Desde junio miles reinstalaron sus máquinas para seguir extrayendo oro en esta zona, próxima a la Reserva de Tambopata. Desde ayer cerca de mil policías recuperan miles de hectáreas de bosque deforestadas por ilegales.

Lupe Muñoz
Enviada especial a Madre de Dios

El gobierno, a través del Alto Comisionado en Asuntos de Formalización de la Minería, regresó después de cinco meses a “La Pampa” (zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata) para tomar control del campamento minero ilegal considerado hasta hace poco el más grande de la región Madre de Dios.

Desde junio pasado, cuando se ejecutó la última operación bajo el mando del entonces comisionado Daniel Urresti, miles de mineros procedentes de varios puntos de la región tomaron posesión de más de 40 mil hectáreas para seguir extrayendo oro.

Ante la interrupción de las operaciones de interdicción los ilegales levantaron un nuevo campamento abastecido con equipos, vehículos motorizados y armas largas.

SORPRESIVO OPERATIVO
Un aproximado de 1000 policías, acompañados de 14 fiscales especializados en materia ambiental, recorrieron a pie desde el lunes por la noche el trayecto que une la carretera (altura del kilómetro 110 de la Interocéanica) hasta el campamento para asegurar el éxito del operativo.

El sobrevuelo de un helicóptero durante el operativo permitió constatar la formación de grandes hoyos de tierra, que hasta hace unos meses no existían, y una mayor deforestación de los bosques. Una vez en el campamento denominado “Mega 14” el Alto Comisionado para la Interdicción y Formalización de la Minería, Augusto Soto Castagnola, constató no solo los inmensos hoyos y fuentes de agua mezcladas con mercurio sino también un campamento en muy malas condiciones de salubridad, además de discotecas, prostíbulos y hasta casas de cambio. Los carteles con los anuncios “se compra oro al mejor precio” seguían colgados a lo largo de los más de 15 kilómetros que ocupa el “Mega 14”.

Los efectivos policiales revisaron minuciosamente cada tienda del campamento logrando localizar incluso enterradas entre la tierra húmeda cajas de gaseosas, cervezas y víveres que algunos comerciantes intentaron salvar antes de la llegada de la policía, al parecer, con el afán de continuar con sus actividades una vez que la policía se retirara de “La Pampa”.

“Esto no volverá a suceder o no les será tan sencillo, añade, pues el golpe que se acaba de dar a la minería ilegal es contundente”, asegura el comisionado Augusto Soto Castagnola.

Pero no será una tarea fácil. Los mineros insisten en levantar sus campamentos donde tienen zonas de restaurantes, hospedaje, venusterios y hasta tiendas para vender el oro.

“El enorme cráter que vimos al llegar, en la intervención anterior no estaba; ya se pueden imaginar todo el daño ambiental causado en esta zona. Todo este material no se va a volver a levantar, ese es el mayor golpe que se les ha dado”, asegura Soto con optimismo.

BASE ANTIMINERA
El Alto Comisionado ha instalado desde hace un mes y medio la primera base contra la minería ilegal en el distrito de Mazuco compuesta por efectivos que hoy llegan a 300 y que laboran a tiempo completo.

Soto Castagnola afirma que los policías están dotados de armamento, motocicletas y todos los implementos necesarios, y hacen patrullaje diurnos y nocturnos para impedir la reactivación de la minería ilegal.

El alto funcionario del Estado recalcó que el gobierno ha intensificado las operaciones contra la minería ilegal. Aclaró que estas acciones serían imposible de realizar semanalmente porque son muy costosas e implican un gran movimiento logístico.

Recordó que la presencia de representantes del Ministerio Público garantiza la legalidad de las operaciones porque de lo contrario estos serían calificados de abusivos o desproporcionados.

La fiscal provincial en Materia Ambiental, América Ayasta, junto con otros magistrados levantaron actas de lo decomisado, y determinaron el grado de participación de la docena de personas intervenidas, todas sin identificación plena, las que serán interrogadas para establecer si tienen algún tipo de responsabilidad en el lavado ilegal de oro.

“Están siendo investigados por los fiscales que están participando en la operación, los mismos que van a tomar todas las medidas del caso para que puedan determinar si son parte de este ilícito negocio”, señaló la fiscal especializada América Ayasta.

MINIAVIÓN DE LA FAP MONITOREARÁ LAS ACTIVIDADES MINERAS ILEGALES
En el primer día de interdicción la policía y fiscales lograron intervenir un total de 50 motores, combustible, generadores y una escopeta retrocarga.

Un grueso de la dotación policial pernocta en el campamento para reanudar desde las primeras horas de hoy la labor de erradicación.

Para reforzar las acciones contra la minería ilegal, el Alto Comisionado en Asuntos de Formalización de la Minería contará con el respaldo del Comando Operacional Aéreo de la Fuerza Aérea del Perú que presentó el martes durante el operativo en La Pampa el Vehículo Aéreo no Tripulado, una especie de miniavión que cuenta con una cámara de video y que a la vez pueda captar imágenes tipo satelital.

La función de este miniavión es muy similar a la de un drone y permitirá identificar las zonas donde laboran los mineros ilegales. De esta forma puede realizar inspecciones previas que brinde información detallada a las autoridades sobre la magnitud de la minería ilegal en cualquier parte del país.

La información captada por este aparato es procesada en el centro de desarrollo de Proyecto FAP y permitirá arrojar información precisa sobre la ubicación y extensión de daños.

Este aparato, valorizado en medio millón de soles y que fue elaborado en nuestro país, está siendo perfeccionado para elaborar las respectivas réplicas. Se espera que a fin de año ya se cuente con tres vehículos aéreos no tripulados.