“El indulto es un terremoto grado 7. La vacancia hubiera sido un cataclismo grado 10”

Alberto Borea Odría fue uno de los protagonistas de la más reciente historia del Peru, cuando, el pasado 21 de diciembre, defendió con pasión al presidente Pedro Pablo Kuczynski frente al Congreso de la República. Abogado de la Pontificia Universidad Católica del Perú,  formado en el catolicismo del Concilio Vaticano II, Borea desde muy joven estuvo en contacto con los mayores líderes políticos de las generaciones anteriores. Luego de 10 días que seguramente pasarán a la historia, entre el pedido de vacancia al presidente introducido por el Frente Amplio y secundado por Fuerza Popular, y el indulto al ex presidente Alberto Fujimori –hasta el 24 de diciembre, purgando condena en el penal de Barbadillo por crímenes de lesa humanidad– Frontera Pirata conversó con el Dr. Borea sobre la situación que le tocó enfrentar y el rol que jugó en ella. Aquí la conversación.

Alberto Borea defiende a PPK ante el Congreso de la República

 

Cuando usted estaba presentando la defensa de Kuczynski en el Congreso, más o menos a la mitad de su discurso, aparecieron los documentos del indulto a Fujimori, ¿no es así?
Así me han contado.
En ese momento no se enteró de nada
De nada, yo estaba concentrado en mi defensa, obviamente.
¿Después, a lo largo de ese día, habló del tema con el presidente?
Cuando yo regresé con el presidente a Palacio, llegó Mercedes Araoz sorprendida, y quejándose de que había aparecido eso (los documentos del inicio del trámite del indulto), y que eso no puede ser. Como que ellos tampoco sabían. Por supuesto, yo no sabía nada. Tú no puedes hacer una defensa así, con esa intensidad si es que estás consciente que está pasando otra cosa. Porque no puedes convencer. Si tú no estás convencido no puedes convencer.
¿A qué hora salieron del Congreso?
Hemos empezado a las 10, hemos salido a las doce y media, más o menos.
En julio PPK había dicho que resolvería el tema del indulto a finales de este año. ¿Era posible imaginar que usaría esa carta para que no lo vaquen?
No era posible imaginar, porque nadie pensaba que…hay dos cosas acá. Los comunistas actúan con total falta de previsión de futuro. Digamos ellos plantean la vacancia por una cosa nimia.
Se refiere al Frente Amplio.
Si, a los comunistas pues. Las cosas por su nombre. Porque también podrían llamarse Los Hijos de Dios y eso no los convierte en católicos del Opus Dei. Ellos actúan de una manera absolutamente irresponsable, porque están generando una situación irregular que termina, o que pudo haber terminado, en un gobierno fujimorista, un gobierno de Galarreta o de Luz Salgado o de sabe Dios quién. Eso hubiera sido tremendo para el país. Creo que lo mismo pasa entre los que votan desde el sector democrático, ellos, porque a veces los comunistas se alían con los demócratas para determinadas cosas, como cuando se unieron con Churchill para derrotar a Hitler. Eso uno. Dos: también están quienes buscan sus pequeños intereses: Vitocho, Velásquez Quesquén, como si ellos no perteneciesen a partidos…son más santos que la Madre Teresa de Calculta.
¿Usted consideraría el indulto a Alberto Fujimori como un golpe de estado?
El indulto a Fujimori no es un golpe de Estado. Es un error político muy serio, porque debilita la legitimidad, la auctoritas, uno de los fundamentos para el ejercicio del poder. El indulto es un error, un error grave, porque te quita legitimidad, que es lo que ha pasado, pero digamos, la legitimidad por último la puedes recuperar, de lo que no te recuperas es del golpe de estado. Un golpe de estado es la alteración del sistema de poderes que establecen las reglas, que tú crees que son la constitución. Como ellos (los fujimoristas) creen que ese texto del 93 es la Constitución, bueno, si te riges por eso, la vacancia era un golpe de estado. Un golpe altera un sistema de poderes decidido por una elección democrática. Y en esta elección democrática se decidió que Kuczynski gobernara hasta el 2021 y que el parlamento se conformaba de esa manera hasta el 2021. Ahora la conformación del parlamento no refleja las reales mayorías del país. Ni siquiera en el momento en el que son elegidos, por la distorsión del voto preferencial. Keiko sacó en la primera vuelta 39%, sin embargo tienen el 56% del parlamento. En una circunscripción chica, como Tumbes por ejemplo, con el 32% de los votos ganas el 100% de la representación.
Parece como si la semana pasada no hubiéramos tenido alternativa.
Si los sectores democráticos que dijimos que rechazamos desde siempre la dictadura de Fujimori, que somos todos los que estuvimos en el Foro Democrático, que estuvo, teóricamente, el APRA, Acción Popular, que estuvieron los sectores comunistas, los no tan comunistas, más socialistas, si todos esos votaban entendiendo que esto era un golpe de estado, Kuczynski no necesitaba ni un voto de los Kenjistas para que no se produzca la vacancia. Por eso es que ellos (el Frente Amplio) actúan sin medir las consecuencias, y en política tú no puedes actuar sin medir las consecuencias. El consecuencialismo es esencial en política. Cuando tú en justicia dictas una sentencia entre Pedro y Juan tu puedes decir fiat justititia, et pereat mundi, que se haga justicia aunque se caiga el mundo. En política tú no puedes decir eso.
Evidentemente usted fue responsable de la defensa de Kuczynski frente al Congreso. Visto el proceso de la vacancia y el indulto como un sólo proceso político, ¿de qué se arrepiente? ¿Qué no volvería a hacer?
No me arrepiento de nada. Yo he hecho lo que creía que tenía que hacer en ese momento, después de pensarlo. Hay un dicho que dice: haz lo que piensas, porque si no haces lo que piensas terminarás pensando lo que haces. Yo hice lo que pensaba, que había que defender al sistema de un embate fujimorista. Hubiera sido peor incluso que ya ni siquiera hubiera una interpósita persona débil (PPK), que se debilita por sus propias acciones, vamos a decirlo, pero peor que eso hubiera sido que los fujimoristas estuvieran sentados directamente en el poder, es decir, Galarreta de presidente, Salgado de primer ministro, Martha Chávez de Ministra de Justicia, imagínate tú esa vaina.
Sí, hubiera sido un desastre.
Por eso pues. Esto es un desastre pero es menos desastre. Esto es un terremoto grado 7. Lo otro hubiera sido un cataclismo grado 10.

 

Mire la exposición completa del Dr. Alberto Borea durante la defensa del presidente Pedro Pablo Kuczynski, en el video a continuación.